Samir Amin denomina imperialismo colectivo al conjunto de asociaciones entre países centros-dominantes del sistema-mundo. Ese imperialismo colectivo, durante la 2da mitad del siglo XX permitió la coincidencia de EEUU-Unión Europea-Japón, bajo la “amenaza” de la expansión comunista de la URSS y en menor medida, de China. Estos imperialismos colectivos, tienen las características que definió Lenín en su clásica obra El Imperialismo: fase superior del capitalismo. Es decir, la concentración de la producción y el capital; la fusión del capital bancario con el industrial; el predominio de la exportación de capitales; la puja por el control y reparto de los mercados y la preponderancia del elemento militar, como factor de presión.

La esperanza de la mayoría de los siete mil millones de personas de nuestro globo terrestre es vivir en paz, seguridad y prosperidad pero esto se aleja cada día más a medida que el Pentágono, guiado por el complejo militar-industrial, toma lentamente el poder de decisión estatal en sus manos. 

Mucho se habla todavía del Nuevo Orden Mundial (NOM) como un fin inevitable para la humanidad. Pero nada más falso. Esa tesis murió cuando el imperio estadounidense se enfrentó a dos fenómenos simultáneos dialécticos: 1) La crisis financiera que inició en 2008-09 en Estados Unidos, corrosión interna, y; 2) El silencioso resurgimiento geopolítico de Rusia y el potencial económico de China —causal externa—. Los enterradores de tamaña afrenta para la humanidad (y hasta la llamada civilización occidental), que encabezó el presidente estadounidense George H. W. Bush (1989-1993).

Es decir… no podemos buscar la solución si no conocemos el problema… De allí el error de nuestra diplomacia histórica, en explicar el conflicto del Territorio Esequibo como un problema limítrofe entre Guyana y Venezuela, pues se trata de una invasión imperialista del Gobierno Británico para apropiarse de riquezas mineras y energéticas que pertenecen a Venezuela, donde Guyana siempre fue una “fachada”, creada por la reina, para justificar la invasión… Es decir… detrás de Guyana está un Poder Supremo de la Corte de Inglaterra, cuyo antecedente lo encontramos en el caso de las Islas Malvinas, invadida por los ingleses, pero cuya soberanía corresponde a la Argentina.  

Para la OTAN, la compasión solamente existe cuando es de utilidad para sus ambiciones estratégicas. Después de haberse interesado por los migrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo, ahora se conmueve ante la matanza de turistas en Túnez. Los migrantes servirán de pretexto para la injerencia en Libia y los turistas son una excelente justificación para la «guerra global contra el terrorismo». Y si hay que entrar en la región a sangre y fuego, ¿qué importa? En definitiva… sólo son africanos.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº98

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar