Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Con el verbo incendiario y pestilente que lo caracteriza, Trump arrancó iracundo su campaña para la reelección presidencial 2020. Su tema preferido, como ya es costumbre, es agredir y amenazar a Venezuela. Es como un comodín discursivo, una bala de plata, para intentar endulzar los oídos de la extrema derecha reaccionaria norteamericana, en la búsqueda de amarrar los votos en los estados clave (swing state), como en Florida, donde la balanza se mueve a los extremos opuestos en cada proceso electoral. Hay que recordar que en la reñida elección del año 2.000, Bush contra Gore, acciones catalogadas como fraudulentas permitieron inclinar los votos del colegio electoral en favor del candidato Republicano.

La intervención de la CIA había trabajado su magia una vez más: en 1994, Afganistán, según el programa de control de drogas de la ONU, había superado a Birmania como el proveedor número uno mundial de opio crudo.

La negativa del Banco de Inglaterra de no devolver al Banco Central de Venezuela 31 toneladas de oro pertenecientes al Estado venezolano, y la posterior decisión del Tribunal Superior del Reino Unido que ratifica la medida, demuestra una vez más la naturaleza supremacista y arrogante de las potencias occidentales, las cuales no escatiman en utilizar artilugios leguleyos y extraterritoriales para despojar a las naciones del sur de sus riquezas y recursos naturales.

Los Estados Unidos fueron el gran país imperialista del siglo XX, en el sentido dado por V. I. Lenin: gigantes monopolios que gobiernan la economía, exportan capitales y se reparten el mundo. Sólo que ese gigante llegó “tarde” a un mundo ya repartido entre grandes potencias europeas, de modo que su expansión no fue propiamente colonial, aunque sí “neocolonial”. Bajo la cobertura del americanismo monroista, aseguró ese imperialismo sobre América Latina, región en la cual logró dependencia económica y alineación política, contando con gobiernos afines a sus intereses o a través de la intervención directa, el derrocamiento de gobernantes y la promoción de dictaduras.

Siempre hay un momento en la campaña electoral de Estados Unidos en el que Cuba, y cómo deben votar los cubanoamericanos, centra el interés político de ese país.

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº125

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar