Usualmente, la respuesta ha sido enfocada de modo limitado, pues el poder militar de una nación se mide en términos cuantitativos y comparativos y, por tanto, no se consideran otros factores cualitativos que pueden determinar la victoria en una batalla o en una guerra de proporciones más amplias.

El 14 de julio de este año se dio a conocer un documento prologado y firmado por Kevin D. Scott, vicealmirante de la Marina de Guerra estadunidense, de la serie intitulada Joint operating environment (JOE), esta vez en perspectiva para el año 2035, y subtitulado: The Joint Force in a contested and disordered world [La Fuerza Conjunta en un mundo desordenado y en disputa], cuyo propósito fundamental es estimular el diálogo en torno a lo que las fuerzas armadas [imperiales] debieran hacer y ser para proteger a Estados Unidos, sus aliados y asociados, así como sus intereses en el ámbito mundial hacia 2035. Estas publicaciones periódicas del Departamento de Defensa desarrollan una perspectiva sobre las futuras tendencias, los choques, contextos e implicaciones para los comandantes de la Fuerza Conjunta (Joint Force), y para otros líderes y profesionales en el campo de la seguridad nacional.

Como se especifica en el documento colectivo "Contra una invocación abusiva del derecho de legítima defensa para hacer frente al terrorismo" (A plea against the abusive invocation of self-defence as a response to terrorism - Contre une invocation abusive de la légitime défense pour faire face au défi du terrorisme), suscrito por una gran cantidad de profesores de derecho internacional, asistentes e investigadores, "existe un gran riesgo que el derecho de legítima defensa se transforme rápidamente en una llave que permita justificar de manera sistemática el origen de acciones militares en todas las direcciones y en forma unilateral". Luego, en este mismo documento, se establece que "el hecho de situarse en forma inmediata en el plano de la ‘guerra contra el terrorismo’ y la ‘legítima defensa’, haciendo referencia generalmente a un estado de excepción derogatorio del derecho común, podría desembocar en el riesgo de minimizar, olvidar o inclusive ignorar este último".

¿Cómo puede alguien pensar que es menos temible que Trump?. La Dominatrix actuará como una fiel servidora de la alianza de Israel y Arabia Saudita.

Como ocurre con todos los presidentes estadounidenses, que en la medida en que se acerca el fin de sus respectivos períodos se apresuran a rematar cuestiones pendientes, pareciera que Barack Obama luce desesperado por resolver el “affaire de Venezuela”, es decir, qué hacer para dejarlo desestabilizado y “quitarnos ese dolor de cabeza”

Frases

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar