El ambiente en que se desarrollo la reciente reunión de la OTAN no pudo ser más bélico.

Si la oposición más seria al presidente Daniel Ortega en Nicaragua no se diferencia de los mercenarios,  que siguen cometiendo crímenes atroces, mediante torturas y flagelación pública contra decenas de sandinistas  por apoyar al gobierno, como lo muestran los videos filmados por periodistas  y si además no se separan de organizaciones que reciben fondos de Estados Unidos y las derechas europeas, quedarán en la historia como verdaderos traidores a la patria.

El Congreso de Estados Unidos aprobó un millonario presupuesto destinado a fabricar la “democracia” en Cuba y Venezuela, con el cual pagarán a sus asalariados y las campañas de prensa, a fin de hacerle creer al mundo que en esos países hay opositores “independientes” y se “violan” los derechos humanos.

Acuerdos económicos y colaboración militar de Nicaragua con China y Rusia como telón de fondo geopolítico al golpe suave contra el Gobierno Sandinista.

La visita que realizará a México el 13 de julio el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo debe ser tomada con el mínimo de expectativas sobre el fruto positivo que pueda arrojar para el país anfitrión. Pompeo no trae nada favorable para las relaciones entre México y Estados Unidos puesto que es conocida su plena coincidencia con la brutal política injerencista y agresiva del presidente Trump, quien por eso mismo lo escogió para relevar a Rex Tillerson en el cargo. A Washington le interesa, sobre todo, el petróleo mexicano y que aquí haya un gobierno complaciente como todos los de la etapa neoliberal. Uno que actúe de custodio antinmigrante y continúe adherido a sus aprestos intervencionistas contra Venezuela como miembro prominente del desprestigiado Grupo de Lima.

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar