Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

El pasado 17 de agosto en Bogotá, se dio a conocer  la iniciativa “Colombia Crece”, que fue bautizada como un “Nuevo Plan Colombia”, cuya estrategia será la aplicación de un programa conjunto, entre Bogotá y Washington, para destinar recursos a “la lucha en contra de las organizaciones criminales en los territorios”, dijo en rueda de prensa el presidente Iván Duque. Este mecanismo bilateral fue utilizado en años anteriores para criminalizar a las organizaciones políticas, movimientos sociales y desaparecer a grupos beligerantes.

Procrastinar significa, según el diccionario de la RAE, “Diferir, aplazar”. En términos precisos es el arte de postergar las tareas pendientes, eludir las responsabilidades o dejar de tomar decisiones, que todo se vaya resolviendo por inercia o por la intervención de terceros. El procrastinador profesional es como un avestruz, evade siempre sus responsabilidades o tiene miles de excusas para justificar sus inacciones. Es lo contrario a lo que es un verdadero líder que se afana en tomar decisiones y asumir cabalmente sus responsabilidades. En el ámbito político es un tema muy serio, pues el aplazamiento en la toma de decisiones puede implicar afectaciones negativas para toda la sociedad.

Aplicando la táctica de no reconocer los resultados de las elecciones, en naciones que tienen gobernantes inaceptables para Estados Unidos, como hicieron en Bolivia y recientemente en Bielorrusia, la subsecretaria adjunta para Cuba y Venezuela del Departamento de Estado, Carrie Filipetti, acaba de declarar que “Venezuela no cumple con las condiciones mínimas para celebrar elecciones parlamentarias” y pidió a la comunidad internacional no reconocer esos comicios.

Comencemos por el final, sin empantanarnos en los detalles y análisis que llenan los medios libaneses y árabes estos días: el fermento actual en el Líbano, que terminó con la renuncia del gobierno de Hassan Diab – por la explosión del puerto de Beirut- eventualmente podría conducir a la desaparición de la élite gobernante corrupta del Líbano y al Acuerdo de Taif, que estableció el sistema de reparto sectario del poder.

Comenzamos a ser amenaza inusual y extraordinaria para el imperialismo estadounidense en 1999. Desde ese momento se declaró nuestro enemigo en el marco de una guerra, no convencional, pero guerra al fin. En sus inicios cubrió su rostro con las máscaras de los meritócratas de Pdvsa, Fedecámaras, la CTV y los factores políticos de la oposición. Hoy, consecuencia del desespero, las caretas se han caído.

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº134

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Septiembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015