Llevan 20 años poniendo en práctica todas las doctrinas de la guerra no convencional para derrocar a la revolución bolivariana. Desesperados, arremeten ahora con un bloqueo económico total. Esta nueva orden ejecutiva firmada por Trump busca afectar a todo el pueblo venezolano. Es un crimen de lesa humanidad.

Primero fue Evo Morales Ayma: el presidente boliviano, que busca un nuevo mandato, denunció a fines de julio que EE.UU. había enviado agentes de inteligencia a su país, en vías a reunirse con la oposición a su gobierno de cara a las elecciones de octubre próximo. "Quiero que sepan, el Departamento de Estado de Estados Unidos está enviando sus agentes de inteligencia. Estamos informados: están reuniéndose con algunos comités cívicos. ¿Qué estarán planificando? ¿Qué mentira estarán inventando otra vez?", dijo el Jefe de Estado, que suele confrontar públicamente con el país del norte, desde una agenda antiimperialista, mucho antes de llegar al gobierno.

El pasado lunes 5 de agosto, a las 9:00a.m. entró en vigor la Orden Ejecutiva suscrita por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobando nuevas sanciones contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la República Bolivariana de Venezuela. Se trata del séptimo documento aprobado por Estados Unidos contra este hermano país. El documento es un incremento en la política injerencista de Estados Unidos que ya ha incluido movimientos de desestabilización violenta; intentos de golpe de Estado; la adopción de medidas extraterritoriales dirigidas a asfixiar económicamente al país; y la congelación de importantes activos, materiales y monetarios, de Venezuela en bancos extranjeros e inversiones en Estados Unidos. En esta ocasión, como ha indicado el gobierno estadounidense a través de uno de sus principales voceros, se pretende bloquear el acceso de Venezuela al sistema financiero internacional.

 

Envalentonada y enceguecida por su victoria al ganar la mayoría de la Asamblea Nacional, la derecha venezolana decidió darle el golpe de gracia al presidente, Nicolás Maduro, y de paso cortar de tajo el chavismo al declararse "en rebelión" el pasado 23 de octubre, desconociendo todas las autoridades y las decisiones de los demás poderes públicos.

Nicaragua sandinista, miembro de la Alba y solidaria con Cuba y Venezuela, no es ajena a la contraofensiva de Estados Unidos y los bloques de poder político-económico locales, contra los gobiernos populares y progresistas de América Latina y el Caribe.

Frases

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar