Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Si queremos saber cuál será el futuro de la humanidad, debemos dirigir nuestras miradas a lo que está sucediendo en Estados Unidos: el 29 de julio las fuerzas federales enviadas por el Gobierno de Donald Trump a reprimir se retiraron de Portland, la ciudad que lleva ya dos meses de protestas constantes de la población.

Existe hoy un conflicto perenne de baja intensidad que se ha cobrado el mayor número de víctimas mortales de la historia reciente, solo superado por la segunda guerra mundial. Está teniendo lugar oculto a plena luz del día, en el corazón de África, en la región de los grandes lagos. Los países afectados son Ruanda, Uganda, Burundi y la República Democrática del Congo. Entre todos pueden superar fácilmente los 10 millones de muertos en las últimas tres décadas.

El Estado acechador más grande del planeta, Estados Unidos, tiene el descaro de acusar a terceros, en este caso a la República Popular China, de realizar dentro de sus instalaciones diplomáticas supuestos actos de "espionaje industrial". Parece una chanza o una broma pesada, pero conociendo a Trump nadie se puede confiar. Su mente siempre gira alrededor de psicóticas alucinaciones que lo hacen desvariar de manera recurrente. Pero cuidado, el acusador es el Comandante en Jefe del ejército más criminal, despiadado y sanguinario del planeta, que cuenta con una amplia estructura de espionaje y contraespionaje encabezado por la NSA, la CIA, el FBI y demás esperpentos que vulneran a diario los derechos de millones de personas. Que hipocresía la de Trump.

Aviones de guerra estadounidenses, en espacio aéreo sirio, en una conducta de acoso, contra un vuelo de una línea comercial iraní, mostraron el desprecio al derecho internacional y los derechos humanos, al ejecutar acciones propias del papel de pendenciero internacional que Estados Unidos se arroga en cada parte donde su presencia genera inestabilidad, muerte y destrucción.

La Doctrina Nacional de Seguridad de Estados Unidos, sustentada y alimentada por la doctrina Monroe y otros conceptos fascistas (Kissinger) fueron los padres de la operación Cóndor cuyo nombre, según el terrorista de origen cubano Antonio Veciana se debe al complot –así denominado por la CIA- para asesinar a Fidel Castro en ocasión de su viaje a Chile y después sirvió de cobertura para el sabotaje y derrocamiento del gobierno de Salvador Allende.

Postales para NO OLVIDAR

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº130

 

Descargar

 

Resumen Latinoamericano: Septiembre

 

Descargar

 

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015

Premio Aquiles Nazoa Periodismo Digital 2015