Con la revolución bolivariana, desde su etapa constituyente, se produce el retorno de la salud pública integral, donde la inclusión social, la salud como un derecho a la vida y la obligación del estado de garantizar los recursos presupuestarios, son sus ejes rectores. Con Barrio Adentro se comienza a diseñar una red de salud, como estrategia para la construcción del Sistema Público Nacional de Salud. Los sucesivos de planes de salud en revolución y en especial el Plan de Salud 2014-19, como plan indisoluble del Plan de la Patria diseñado por el comandante de la Revolución Hugo Chávez Frías, no solo establece la hoja ruta del proyecto, sino también la planificación minuciosa de los recursos para la ejecución del mismo. La visión estratégica del líder bolivariano ha estado expuesta, como toda obra humana, a aciertos y errores. Es necesario un balance autocrítico del camino recorrido, para identificar  acertadamente “las grietas del sistema”, entre ellas las fuerzas de la reacción al modelo que han encontrado nichos donde refugiarse y reproducirse, pero aún más relevante identificar lo que no hemos avanzado suficientemente en la aplicación del plan estratégico diseñado en el Plan Nacional de Salud.   

La misión Barrio Adentro es una obra genial de dos grandes forjadores de sueños: los comandantes Hugo Chávez Frías y Fidel Castro Ruz. El concepto “misional” de ésta creación no solo resalta el carácter solidario y amoroso de la cooperación médica cubana, sino en lo fundamental  expresa  la “opción por los pobres” con que fue concebida y se ha desarrollado. En abril de 2003 se produce la llegada de los primeros 54 médicos cubanos. Esta fue una respuesta más a la agresión fascista del 11 de abril del 2002, el golpe estado contra el presidente Hugo Chávez,  secuestrado y luego restituido por el pueblo y la fuerzas Armadas leales a la constitución bolivariana.   

La humanidad tendrá a empezar a lidiar con una ofensiva mediática ante la aparición de una nueva infección denominada MERS (meadle east respiratory syndrome) traducido del inglés como  síndrome respiratorio de medio oriente. Tendremos que acostumbrarnos a los términos coronavirus, mortalidad, epidemia, y con los agregados de Arabia Saudita, camellos, murciélagos, inmigrantes muy probablemente desplazados, hambruna y guerra. La organización Mundial de Salud (OMS) y el CDC (centro control y prevención de enfermedades) de EU sobriamente nos informan que esta enfermedad MERS- CoV fue denunciada en Arabia Saudita el año 2012 (de allí denominada como de medio oriente) y que es una “enfermedad respiratoria aguda grave que provoca fiebre, tos, neumonía, dificultad respiratoria, afectación renal y una alta mortalidad, próxima al 30%”.  También nos hablan de que “se sabe que las secreciones nasales de los camellos son transmisores de la enfermedad, y ciertas especies de murciélago parecen ser un reservorio del virus, aunque algunos contagios se han producido por contacto directo o cercano con una persona infectada”. Sabemos que no siendo una gripe estacional aún no tiene vacuna, que la mayor parte de los coronavirus humanos provocan síntomas leves y se encuentran asociados a los resfriados comunes y que pareciera que tiene baja contagiosidad entre humanos, pero con condiciones adversas hacinamiento, pobreza y malas condiciones nutricionales son factores de riesgo importantes. Todos estos ingredientes constituyen un coctel molotov que podrían encender las alarmas mundiales, pero sospechamos que hay algo detrás de estas alarmas, mas guerreristas que humanitarias.

Ya se sabe que la próxima administración de la Casa Blanca le toca a los republicanos. El CFR (Consejo de Relaciones Exteriores) y el Club de Bilderberg, la misma mafia sionista que digita a los llamados "presidentes" de los Estados Unidos, ya tienen el nombre, el sexo y el color. Siempre judío, aunque sea por adopción, pero convicto.

Dos noticias recientes sobre la voraz industria farmacéutica deberían conducir a que el indolente Congreso despertase e iniciase investigaciones sobre los precios de medicamentos “paga-o-muere” que son demasiado comunes.

Frases

“Tenemos que ayudar todos los días al nacimiento de la conciencia cuando no la haya, y al fortalecimiento de la conciencia cuando ya exista.”

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº83

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar