La epidemia de ébola que afecta hoy a África occidental y su posible expansión a otras naciones del mundo, lleva a pensar en el peligro al que se enfrenta la humanidad y la necesidad de la preparación de los países para la prevención y el enfrentamiento de esta y otras emergencias de salud.

Sobre ello debatieron especialistas y directivos de 34 naciones del hemisferio, así como representantes de las Organizaciones Panamericana de la Salud y otros organismos internacionales, en una Reunión Técnica para la prevención y elenfrentamiento al virus, que sesionó en La Habana los días 29 y 30 de octubre.

Al concluir, los delegados establecieron 30 líneas de acción contra la enfermedad, que tiene un riesgo bajo, pero real de llegar a la región de las Américas, por lo que urge trabajar para detectar de manera precoz posibles casos, contener la cadena de transmisión y prevenir nuevos contagios.

Al respecto, Sylvain Aldighieri, coordinador de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)para la vigilancia sanitaria internacional, destacó la importancia de la bioseguridad en el desempeño de los trabajadores de salud.

"Esta es nuestra misión fundamental, donde mas se debe trabajar, los planes de cada nación deben enfatizar en la protección del personal sanitario, y de ahí proteger a la población", aseveró.

Señaló la importancia de utilizar como plataforma las capacidades del Reglamento Sanitario Internacional (RSI). Hay que incrementar las recomendaciones temporales del Comité de Defensa del RSI ante la posible llegada del ébola al continente, expresó Aldighieri.

Establecer en cada país la vigilancia epidemiológica en centros destinados a estos fines de personas procedentes de áreas de transmisión del ébola es una de las iniciativas definidas por expertos de la región de las Américas.

También se aprobó estimular el desarrollo de equipos multidisciplinarios de respuesta rápida adecuadamente capacitados, garantizar el cumplimiento de los requerimientos de bioseguridad, y establecer la cooperación entre autoridades reguladoras de los países para el traslado de muestras biológicas a través de fronteras.

Incluye trabajar en la búsqueda de nuevos candidatos vacunales y productos para el tratamiento de la enfermedad, y fortalecer las relaciones intersectoriales a nivel de frontera para obtener la información más completa sobre naves, tripulaciones y viajeros que arriben a cada estado.

Se hizo énfasis en la pertinencia de definir y estandarizar los criterios acerca de la utilización de los Equipos de Protección Personal (EPP) y se abogó por crear una reserva regional de estos con precios preferenciales para los países de la región, así como de otros insumos en cantidades suficientes para su distribución inmediata en caso de emergencia.

En la cita se reiteró el compromiso de solidaridad, cooperación e integración por parte de Cuba hacia otras naciones.

José Angel Portal, viceministro primero del Ministerio de Salud Pública en Cuba, indicó que hoy los países están más unidos y mejor preparados como bloque.

Cada una de las experiencias expuestas por los presentes, son una expresión de la respuesta masiva e inmediata que se nos ha solicitado por los organismos internacionales y por nuestros respectivos gobiernos, manifestó.

Nuevos escenarios para intercambiar experiencias serán necesarios, el poder compartir y aprender unos de los otros; de hecho, algunos han quedado comprometidos en esta reunión, convencidos de que un avance sostenido en la preparación de nuestros países es posible con la voluntad y el esfuerzo de todos, resaltó.

Refirió que importantes temas relacionados con el diagnóstico y el manejo clínico de la enfermedad, el reforzamiento de las capacidades básicas para el control sanitario internacional, su vigilancia epidemiológica, las imprescindible formación y capacitación de los recursos humanos, centraron los debates.

Enfatizó que el desarrollo de capacidades de respuesta en todos los niveles, requiere de una oportuna y permanente voluntad política, organización, planificación, articulación del trabajo asistencial y preventivo, disciplina, rigor y exigencia.

Por su parte, Nelson Arboleda, director regional de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de Estados Unidos, aseguró que la reunión resultó ser una gran experiencia, donde todos aprendieron sobre "los diferentes planes de los diferentes países, y eso nos ha ayudado como bloque a poder identificar las áreas que necesitamos mejorar para estar más preparados en nuestra región".

"Hemos podido comunicarnos con todos, tener una discusión muy rica, muy técnica, invitados y coordinados por la Organización Panamericana de la Salud", agregó Arboleda, director para Centroamérica.

Conocemos la enfermedad, sabemos cómo parar el ciclo de transmisión y qué hacer, solo tenemos que trabajar para implementar nuestros esfuerzos, señaló a la prensa.

Aseguró que una rápida identificación de los pacientes y tener el personal capacitado para aislarlos y tratarlos ha demostrado ser una estrategia efectiva, y puso de ejemplo la respuesta en Estados Unidos con los casos diagnosticados.

Se refirió a que hasta hace poco, la experiencia con el virus se había restringido a unos tres mil casos, situación que cambió con el presente brote que ya reporta más de 10 mil contagiados y más de cinco mil muertes.

"Por tanto, estamos aprendiendo muchísimo todavía en cómo manejar los pacientes y sobre la epidemiologia y evolución de la enfermedad",dijo.

A una pregunta de Prensa Latina, Arboleda resaltó la importancia que tienen los medios de comunicación para ofrecer información veraz y oportuna sobre un tema tan sensible. "Sabemos que no existe país o región libre del riesgo del Ébola, de ahí la necesidad de prepararnos y disponer de los recursos fundamentales para contener este brote", manifestó.

La Reunión de Expertos fue lugar propicio para anunciar que Cuba será la sede del primer curso internacional para la prevención y el enfrentamiento al ébola, a efectuarse en el Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí", en La Habana, del 10 al 15 de noviembre.

* Periodista de la Redacción de Ciencia y Técnica de Prensa Latina.

Fuente: Prensa Latina

No tardó nuestro país un minuto en dar respuesta a los organismos internacionales ante la solicitud de apoyo para la lucha contra la brutal epidemia desatada en África Occidental.

Es lo que siempre ha hecho nuestro país sin excluir a nadie. Ya el Gobierno había impartido las instrucciones pertinentes para movilizar con urgencia y reforzar al personal médico que prestaba sus servicios en esa región del continente africano. A la demanda de Naciones Unidas se dio igualmente respuesta rápida, como se ha hecho siempre ante una solicitud de cooperación.

Cualquier persona consciente sabe que las decisiones políticas que entrañan riesgos para el personal, altamente calificado, implican un alto nivel de responsabilidad por parte de quienes los exhortan a cumplir una peligrosa tarea. Es incluso más duro todavía que la de enviar soldados a combatir e incluso morir por una causa política justa, quienes también lo hicieron siempre como un deber.

El personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aun a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano, sobre todo cuando no está movido por interés material alguno. Sus familiares más allegados también aportan a tal misión una parte de lo más querido y admirado por ellos. Un país curtido por largos años de heroica lucha puede comprender bien lo que aquí se expresa.

Todos comprendemos que al cumplir esta tarea con el máximo de preparación y eficiencia, se estará protegiendo a nuestro pueblo y a los pueblos hermanos del Caribe y América Latina, y evitando que se expanda, ya que lamentablemente se ha introducido y podría extenderse en Estados Unidos, que tantos vínculos personales e intercambios mantiene con el resto del mundo. Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años, sino en cualquier caso, por la Paz para el Mundo, un objetivo que puede y debe intentarse.

El lunes 20 de octubre, a solicitud de varios países del área, tendrá lugar una reunión en La Habana con la participación de importantes autoridades de los mismos que han expresado la necesidad de dar los pasos pertinentes para impedir la extensión de la epidemia y combatirla de forma rápida y eficiente.

Los caribeños y latinoamericanos estaremos enviando también un mensaje de aliento y de lucha a los demás pueblos del mundo.

Ha llegado la hora del deber.

Firma-Fidel

Fidel Castro Ruz
Octubre 17 de 2014
9 y 23 p.m.

Fuente: Cuba Debate

Discurso de Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba en la reunión de alto nivel sobre el brote de ébola, en el marco del 69 Periodo de Sesiones de la ONU, el 25 de septiembre de 2014, “Año 56 de la Revolución”

Ante la incapacidad de la comunidad internacional para detener el avance de la epidemia de ébola, la preocupación de los organismos internacionales se ha ido elevando al máximo.

Mientras el virus ha tenido fronteras, allá en África, ese inframundo habitado por parias, el orden de las cosas sigue su cauce.

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar