Los primeros 15 años de este Nuevo Milenio se han caracterizado por la propagación misteriosa de numerosos virus que no han cesado de aparecer como por arte de magia y que mantienen al mundo entero en suspenso y aterrorizado.

Los datos en los que se basa la declaración de emergencia internacional por el virus zika son sorprendentes. No por los riesgos que la expansión que este virus implicaría, sino por la falta de evidencias para motivar tan grandilocuente declaración por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante una enfermedad leve, con muy escasos indicios de conexión con dolencias más serias y sin pruebas científicas de ello. Para suplir estas ausencias, agrega que como el vector de la enfermedad –el mosquito Aedes aegypti– es también vector de dengue y chikungunya, se está atacando las tres.

La propagación inusual en los países del continente americano del virus llamado Zica ha alarmado a las autoridades mundiales de salud. Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Organización Panamericana de Salud (OPS), han advertido que podrían enfermarse en la región entre 3 y 4 millones de personas durante el año 2016. Deducen estas proyecciones teniendo en cuenta la presencia masiva del mosquito y que el  dengue ha afectado el año pasado a 2 millones de personas en la región. 

Los revolucionarios bolivarianos desde las pasadas las elecciones nos estamos preguntando cual es el ¿que hacer? ante la encrucijada posterior a la derrota. Algunos han decidido erigirse en tribunal inquisidor, buscando culpabilizar al otro y pretendiendo despegarse de la derrota refugiándose en su individualismo con un ¨yo lo dije¨. Otros exigiendo renunciamientos, y algunos responsabilizando al pueblo el no haber comprendido lo que se jugaba y muchos hermoseando la situación prediciendo que ¨volveremos y seremos millones. Hay compañeros que ven la realidad con el prisma de su entorno muchas veces sesgado por conflictos de poder, si aquel robó, o aquel es un burócrata, o este saltó la talanquera. Algunos defeccionarán, y buscarán camino del reformismo o el conformismo. Creo sinceramente que los revolucionarios debemos discutir todo lo necesario en colectivo, con altura, con critica y autocrítica, escuchando al otro, asumiendo responsabilidades, sin perder la ternura ni la cordura, y buscando un solo objetivo que es hacer la revolución. No podemos perder nuestro norte de hacer revolución, que en esencia es subvertir el orden de cosas establecido, ni mucho menos equivocarnos cual es el enemigo fundamental. Dicho esto limitaré mis opiniones, en este caso, lo que a mi entender lo que deberíamos afrontar para profundizar la revolución en salud. Ponernos a pensar el ¿qué hacer? y en consecuencia actuar.

"Señales irreversibles del tiempo colonizan mi cuerpo..." escribí cuando llegué a los 50: me parecía justo envejecer, y ya me veía como Goethe, entero a los 83, pidiendo "Mehr Licht" (más luz) antes de morir.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar