La Unión Europea adoptó el 2017 medidas contra Venezuela. Presuntamente “preocupada” por supuestos derechos humanos se sumó a la imposición de medidas contra este país. Aplicó sanciones que, a juicio de la UE, solo dañan a Maduro y no a la población venezolana. En enero hubo nuevas condenas y, hace unos días, se anunció una ayuda humanitaria por 35,1 millones de euros. El objeto: auxiliar a los refugiados venezolanos. El comisario europeo de Ayuda Humanitaria declaró: “…no podemos permanecer como espectadores de esta tragedia humanitaria…”

¡No sé cómo entender la decisión cuando la política de Europa es invertir cantidades de dinero en evitar la migración hacía sus territorios! ¡No logro asimilarla, después del financiamiento a Libia y Turquía para que pese a las advertencias de organismos internacionales procedan a interceptar embarcaciones! No comprendo la incoherencia de esta “ayuda humanitaria” cuando quien la realiza persigue a los asediados por la OTAN, esos que huyen en una barcaza insegura y se exponen a  violación, tortura y muerte.

Europa paga para  que las víctimas de sus invasiones no entren a su territorio. Su discurso es un sin sentido, oculto detrás de la supuesta defensa de los derechos humanos. Da terror comprobar cómo un continente que se ha tenido como civilizado regresa a un tiempo donde, otra vez, se empieza a pensar que los derechos humanos solo existen para un sector social determinado.

¿Se juega al ajedrez de la geopolítica para sumarse a un Oriente Medio guiado por Israel? ¿Es canallesca esta solidaridad con alguien que, como afirma Alemania, no tiene nada de confiable? ¿Dónde está lo “humanitario” de quienes optan por rescatar autopistas en quiebra y bancos desvalijados, en lugar de tender su mano a quienes creen que el agua es más segura que la tierra? ¿Hay xenofobia y neofascismo en Europa? ¿Es que se piensa, de verdad, que los migrantes vienen por el pan, el trabajo y las pensiones de los europeos? ¿A nadie se le ocurre pensar que huyen del terror creado por Europa y EEUU?

Esta crónica es, también, la historia de un país destrozado por ese mismo aliado ¡Cómo está de claro por qué existieron Auschwitz y Treblinka! ¡Es preferible hacer la casa en la boca de un tiburón y/o apretar el paso para buscar a Chávez donde esté!

 

        

Fuente: Últimas Noticias

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar