El Comandante Pablo Beltrán (ELN) se dirige al Seminario Nacional de Paz y Solución Política: "Lo que fracasó fue un modelo de paz que era solo pacificación".

Intervención de Pablo Beltrán, de la Delegación de Diálogos del Ejército de Liberación Nacional, ante el Seminario Nacional de Paz y Solución Política, que sesionó en Bogotá el 17 y 18 de agosto pasados.

Saber trabajar con ideas de los aliados

Acaba de ocurrir en Argentina, donde una confluencia de sectores progresistas y de izquierda ha logrado arrinconar a uno de los presidentes más neoliberales que le ha tocado a ese país; el arte estuvo en que la expresidenta Kirchner se hizo a un lado y le dejo el primer puesto a otro.

Eso es un buen ejemplo de cómo se logran las unidades diciendo “Hagamos el programa y no necesariamente sea yo el primero”.

Metas históricas se logran con mayorías históricas

Sin confluencias por la paz, la vida y los cambios, Colombia no va a cambiar; las confluencias deben arrancar en la izquierda, para desde ahí trabajar por unas mayorías por la paz, que tienen que ir mucho más allá de la izquierda. Esto es algo clave y nos disponemos a sumar en la izquierda, para desde ahí buscar unas mayorías nacionales por la paz.

La política pública de paz la construye la sociedad

En la Agenda que se pactó con el Estado hace tres años hay una parte que dice “construir una visión común de paz”; los que se oponen a la paz como el ex presidente Uribe también tienen una visión de paz como la tuvo Santos. Una visión común de paz hay que hacerla primero en la izquierda.

Lo que fracasó fue un modelo de paz que era solo pacificación, con esa Desmovilización, Desarme y Reinserción (DDR) acabaron al EPL y al M-19, ahora están acabando a las FARC, pueden acabar la guerrilla y el país está cada vez peor.

Si fracasó el modelo DDR hay que buscar un camino alternativo que vaya más allá de la pacificación y lo que nosotros pactamos en la Agenda es un ladrillo para esa construcción común; por eso lo defendemos y por eso decimos que con cualquier Gobierno que venga, este o el que sea, vamos a partir de ese ladrillo.

No va a haber una política de Estado frente a la paz, si cada Gobierno llega y tumba lo del anterior y quiere comenzar y ser como “el día uno de la creación”; una política de Estado para la paz no la va a dar el Estado, ella la debe construir la sociedad con movilización, presión y con participación.

Importantes avances de la Constitución del año 1991 ¿Dónde quedan? La cambian y la pedacean cada vez que quieren, ¿Quién la defiende? No tiene dolientes. A los acuerdos con las FARC le están saliendo dolientes, pero casi exclusivamente para que los compañeros se desmovilicen; hay pocos dolientes para pelear por el punto de tierras, de soluciones alternas a los cultivos de uso ilícito, la reforma política, para acabar con el paramilitarismo.

Esto requiere de una correlación de fuerzas hecha a partir que la gente participe y haga una presión muy fuerte para arrancarle a la oligarquía la paz, la oligarquía no regala nada, la paz también hay que arrancárselas y obligar a esa minoría que cree que el destino de Colombia hasta lo eterno es la guerra, hay que arrinconarla, aislarla y eso se hace con mayorías, con fuerza, con presión y con movilización.

Confluencia por la vida y contra el exterminio

En este momento tan trágico de Colombia estamos viendo naufragar el Acuerdo que se hizo con las FARC.

El proceso de Solución Política debe promover y catapultar un nuevo sujeto político en las FARC, pero lo que vemos es un triple exterminio: físico porque ya van cerca de 150 muertos y 50 familiares de ellos también asesinados; segundo exterminio con toda la estigmatización que hacen contra ellos, los hacen ver como los apestados para que no se les acerque ni la izquierda, ni el centro ni la derecha; y el tercero es el proceso en sí, porque el proceso de DDR no era para que hubiera otros cambios y si no hay reforma política, ¿Cuál sujeto político va a ser las FARC? Ninguno.

Nuestro llamado es a que haya una confluencia nacional por la vida, contra el exterminio que le están aplicando a las FARC, además a las comunidades negras e indígenas, a las comunidades campesinas.

Remontar el Plan de Guerra de Trump y Uribe

¿Cuáles son los campesinos que más están matando? Los que están en el Programa PNIS pactado con las FARC, los matan porque así acaban con el liderazgo que quiere la sustitución de cultivos de uso ilícito por la vía negociada y alternativa, quedando el camino libre para imponer la fumigación y la Guerra contra las drogas de los EEUU.

Esa matanza no es al azar, me acuerdo lo que decía un paramilitar del Magdalena Medio antioqueño, al que le preguntaban cuáles habían sido las ultimas órdenes de la Brigada 14 del Ejército en Puerto Boyacá, dijo: “prohibido matar más de tres, porque cuando uno mata más de tres eso es masacre, hay que matarlos uno por uno”.

Eso lo dijeron hace casi 3 décadas, pero mire lo que están haciendo hoy: asesinatos selectivos. No estamos enfrentando ni siquiera un post conflicto o un post acuerdo, desde las élites se le decretó una Guerra a la sociedad; la guerra contra el ELN, como decimos popularmente “vale huevo”, nosotros sabemos defendernos llevamos 55 años en esto, pero un líder campesino cuando lo amenazan, ¿se puede echar las vacas y la tierra a la espalda e irse? No, no se puede ir. Estamos enfrentando un “post conflicto” más violento que el conflicto.

Si no hay una confluencia por la vida, no vamos a defender ni los lideres, ni vamos a defender los excombatientes, y el Plan de Guerra de los EEUU y Uribe se va a seguir imponiendo, que es Guerra contra las drogas, para exterminar al que piense diferente.

¿Esta sociedad va a estar condenada como dijo García Márquez a más de cien años no sólo de soledad sino de Genocidio?

Me acuerdo de Bertolt Brecht, “Primero se llevaron los comunistas y ahora me llevan a mi pero es muy tarde”. El exterminio es contra todos los que piensen diferente, contra los que quieren la paz y los cambios; los que estamos siendo exterminados sino nos unimos esto no va a cambiar, este es nuestro llamado y nuestra propuesta.

 

          

Fuente: La Haine

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar