El capital financiero que comanda las fuerzas imperiales desarrolla una guerra de exterminio. Ayotzinapa es parte de esa guerra. Las narcofinanzas y el narcoparamilitarismo y sus variadas redes delictivas a escala planetaria, constituyen una fuerza de choque que trabaja para el rediseño del mapa mundial que el capital realiza destruyendo los Estados soberanos e imponiendo fronteras que las relaciones mercantiles articulan. El contrataque del ALCA es vital para esa rearticulación de las fronteras que el capital va estableciendo.

Las fuerzas imperiales mantienen una ofensiva mundial a través de la guerra permanente en un complejo campo de batalla (lo he descrito más ampliamente en otros artículos), que incluye invasiones militares; guerra mediática, electrónica, nuevas armas de destrucción masiva; guerra económica; guerra psicológica; terrorismo de estado y financiamiento de organizaciones terroristas; privatización de los ejércitos y cuerpos de seguridad; desestabilización permanente de gobiernos y golpes de Estado; maniobras para controlar organismos multilaterales como la ONU; golpe mundial contra la democracia y los derechos humanos y desarrollo de la cohesión social fundada en el  miedo y el terror; control del cerebro; guerra en el espacio con nuevas armas para atacar desde el espacio exterior a naciones y regiones enteras…

Maltusianismo y neoliberalismo

Es común oír a los neoliberales diciendo que cuando se trata de salvar al cuerpo puede ser recomendable la amputación de una pierna. Socialmente eso equivale la creencia maltusiana según la cual sobran cerca de 3.000 millones de pobres. Por eso, el holocausto del siglo XXI se vive en Asia, África y en la región latinocaribeña. En Europa del Este diariamente son secuestradas mujeres y niñas que son vendidas como esclavas sexuales. El neoliberalismos hace su trabajo y en España, Portugal y Grecia hay un desastre social. Incluso en EEUU, donde crece la miseria.

El siguiente comentario es ilustrativo: “La comparación con el siglo XIX no se sustenta sólo en la disparidad de ingresos —mientras los salarios reales de la clase trabajadora norteamericana apenas ha aumentado desde los años setenta, los salarios de 1% con más ingresos han subido un 165%, según datos citados por el Nobel Paul Krugman—, sino en la disparidad del patrimonio. Regresa el espectro de la sociedad de rentistas, marcada por la herencia: la idea de que los hijos y nietos de los ricos de Potomac seguirán siendo la clase dominante durante generaciones.” (El País, España, domingo 25 de mayo de 2014. Internacional). También en Alemania, donde según datos de Telesur, el 20% de la población está por debajo de la línea de pobreza.

Surgimiento y consolidación de los narcoestados, la ideología fascista y las políticas fundadas en el terror

En ese proceso se van consolidando narcoestados y la narco política, aspectos fundamentales de la política imperial de hoy. Es lo que está ocurriendo en diversos lugares del mundo como México y es lo que podría culminar en Colombia si fracasa el proceso de paz y el uribismo se impone. Las bases militares de EEUU continúan ahí, también los narcoparamilitares, las fuerzas sionistas y particularmente el Mosad. Como se sabe, Colombia se ha asociado a la OTAN, brazo armado del capital financiero Internacional.narco caricatura

Un cable de agencia EFE (Caracas, 14 de noviembre) nos proporciona información sobre un libro recientemente publicado en Colombia: “Más que plata o plomo”, del colombiano Gustavo Duncan y editado por Debate, busca responder a la pregunta de cómo llegan unos criminales a gobernar a una parte de la sociedad, dijo el autor en una entrevista con Efe.”

Continúa diciendo: “El narcotráfico es un negocio de producción de poder. Necesitas producir para poder reducir los riesgos de tu negocio y las dos formas son pagando políticos o teniendo tu ejército privado que ejerza dominación social, que regule, que administre justicia, que aplique impuestos”, explicó.

En consecuencia, es clave responder esta pregunta: ¿hasta dónde ha avanzado este proceso en Venezuela? Creo que el Presidente Maduro tiene plena conciencia de esta situación y por eso está tomando las medidas que conocemos. Especialmente las leyes habilitantes.
Como el terror fascista es eje de la cohesión social, frente a la disidencia se aplican métodos crueles. Cuando los normalistas mexicanos son atacados por la policía, tres son asesinados: a uno lo desollaron, a otro le sacaron los ojos de las órbitas y 43 fueron secuestrados. (Jorge Volpi, El desamparo de Ayotzinapa, El País.España, Sábado, 15 de noviembre de 2014. Opinión. Cuarta página).

Se generalizan las piras para quemar a decenas de personas, la sierra eléctrica para descuartizar; en Centroamérica, a las embarazadas les abrían el vientre, decapitaban al marido y la cabeza la colocaban en el vientre de la mujer que era vuelto a cerrar. En Medio Oriente, soldados estadounidenses orinan cadáveres de prisioneros. En la cárcel de Abu Ghraib, ubicada en Irak, utilizando la fuerza se organizaban orgías sádicas atroces con los prisioneros. En esta ruin y cruel actividad participaron  la compañía 372 de la Policía Militar de los Estados Unidos, agentes de la CIA y contratistas civiles (mercenarios) involucrados en la guerra de Iraq.

¿Están las fuerzas imperiales a la defensiva? La invasión no convencional que ha ocurrido en Venezuela

En Venezuela ha ocurrido una invasión no convencional, que se corresponde con la estrategia de la guerra de baja intensidad que se libra en nuestra patria. Algunos han dicho que el imperio está a la defensiva y por eso, pese a los procesos de cambio que el proceso bolivariano ha significado, no nos ha invadido.

Reiteradamente he sostenido que la invasión convencional representada por “marines” desembarcando en nuestras costas y aviones bombardeando nuestra patria, no es la política para Venezuela. Al menos por ahora. He abordado este tema con cierta amplitud en algunos de mis trabajos como la Estrategia Imperial de Guerra Permanente y la Estrategia Imperial de Ingobernabilidad Permanente contra el Proceso Bolivariano.

Es muy probable que el capital haya entrado en una crisis terminal y en un proceso de pérdida de legitimidad, entonces no le queda más alternativa que apelar a la violencia, a la guerra, al miedo y el terror como procesos que garanticen la cohesión social. En consecuencia ha dado un golpe de Estado planetario contra la democracia y los derechos humanos entrando en su fase más agresiva a través de la historia del capital pues hoy este no puede convivir con la democracia participativa y protagónica y con la paz y en forma muy restringida con la democracia representativa.

La crisis actual del capitalismo no es comparable a las anteriores. Esta es una crisis generalizada: económica, financiera, ecológica, ambiental, social, institucional… Es una crisis civilizatoria. El neoliberalismo y el egoísmo como ideología para cohesionar a la sociedad contemporánea, conducen al terror

Precisamente por eso se ha lanzado a una ofensiva donde la política es la continuación de la guerra por otros medios y el neoliberalismo como visión del mundo y de la sociedad, no simplemente como una política económica, apoyado en la más feroz guerra mediática y por la apropiación, reelaboración y reconstrucción de los imaginarios colectivos,  es el cemento que va uniendo y articulando gobiernos y sociedades.

Ese cemento que amalgama es el egoísmo, el interés individual que se supone determina que los sujetos económicos persiguiendo su beneficio logren “progresos” para la sociedad. Un empresario persiguiendo el máximo beneficio tratará de producir la mayor cantidad de bienes y de la mejor calidad, pues es de esa manera como puede triunfar en la competencia. Un trabajador trabajando cada vez más y mejor podrá obtener mejores salarios y disfrutar de mejores cuotas de la riqueza que va creando con su esfuerzo. Es también la mejor manera de derrotar a otros en la competencia. Primero hay que crear riqueza para luego distribuirla.

En relación con sus objetivos reales, el neoliberalismo no ha fracasado: el mercado va sustituyendo a la sociedad

En estricto sentido no se puede hablar de que el neoliberalismo haya fracasado en Grecia y los otros países donde se ha convertido en guía para la construcción de las nuevas relaciones sociales y de poder. En ningún caso el neoliberalismo se ha propuesto desarrollar una sociedad donde se respete el derecho al trabajo, la vivienda, un salario digno, la distribución equitativa de la riqueza y los demás derechos humanos que los pueblos han ido conquistando a través de sus luchas. El bla bla bla sobre el progreso, la erradicación de la pobreza no es más que demagogia encubridora de los verdaderos objetivos.

El mercado va sustituyendo a la sociedad y sólo los “eficientes” triunfan

Los neoliberales han sido muy claros en cuanto a sus propósitos, en cuanto a que el mercado va sustituyendo a la sociedad y la justicia es la que el mercado va estableciendo mediante la competencia y las oportunidades que el mismo mercado ofrece a los “eficientes”, es decir, a los que son capaces de aprovecharlas y disfrutarlas. Es decir, aquellos que van “aprendiendo” a crear riqueza para que luego pueda ser distribuida por el mercado premiando a los que se han “esforzado” trabajando fuerte y castigando a los “flojos”, a los “ineficientes”. Los “eficientes” triunfan, los “ineficientes” fracasan. Los “eficientes” son capaces de obtener “éxito”, cuando el éxito se mide por el tener, por poseer bienes materiales.

El ser humano como unidad de espíritu, mente, cuerpo y naturaleza desaparece. Sólo queda el individuo, sujeto racional capaz de tomar de tomar decisiones siguiendo sus intereses egoístas, que es la manera como puede proporcionar progreso a la sociedad.

Adam Smith y el egoísmo como fuerza motriz

Adam Smith desde 1776, cuando publicó La Riqueza de las Naciones, dejó esto muy claro cuando dijo: “No es la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero la que nos procura el alimento, sino la consideración de su propio interés. No invocamos sus sentimientos humanitarios sino su egoísmo; ni les hablamos de nuestras necesidades, sino de sus ventajas.”

Son pues varios siglos de cultura individualista y egoísta que han convertido las verdades neoliberales en verdades de sentido común, en ideología trajeada de rigor científico mediante las más complejas fórmulas matemáticas. Pero no es más que justificación de la dominación del capital.

Los economistas se han guardado que el premio Nobel, John Nash, ganó ese premio por haber demostrado que el egoísmo conduce a beneficios para toda la sociedad con lo que derrumbó más o menos 150 años de teoría económica. Los lectores pueden enterarse de esto buscando en Youtube una película llamada “Una mente brillante” cuyo guión recrea en alguna medida la biografía de John Nash.

El ALCA contraataca: el “Nuevo Acuerdo Transamericano”

Imponer un acuerdo de libre comercio para todo el continente latinoamericaribeño es un objetivo que nunca ha sido abandonado. Todo lo contrario. No fue casual que John Kerry nos amenazara recordando que somos su “patio trasero”. Dominar el continente y apropiarse de nuestros inmensos recursos naturales y esclavizar a nuestra población, sigue siendo el aspecto que domina  las relaciones con EEUU.no al alca

Está avanzando un plan para fortalecer la Alianza del Pacífico, pegarla con EEUU y Canadá, cercar a Brasil y derrocar al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela. Esta iniciativa viene recibiendo el nombre de “Nuevo Acuerdo Transamericano”, que de nuevo no tiene nada.

Para visualizar los alcances de este movimiento de piezas en el tablero sería conveniente leer un artículo de Gustavo Roosen, publicado el 24-11-14 en el diario El Nacional, denominado Un acuerdo transamericano.

Complemento lo dicho con el siguiente pronóstico de Atilio Borón: “Si Venezuela sucumbe ante la brutal contraofensiva de Estados Unidos, el resto del proceso de cambio en curso en el continente terminará por correr la misma suerte”. Sólo si en el mundo se impone el egoísmo, el altruismo y la solidaridad son vencidos y la guerra arrasa con la paz, el capital puede sobrevivir.

Las fortalezas fundamentales del capital son la superioridad científica y tecnológica orientada a la guerra, la superioridad militar, el dominio de los imaginarios colectivos y la acelerada acumulación de capital financiero, lo que le confiero un poder casi ilimitado.  Sin embargo, esas fortalezas son a su vez sus propias debilidades. Ellas le permiten vencer, pero no convencer. Tiene que vivir permanentemente enfrentando rebeliones siendo sus armas principales la capacidad para convertir mentiras en verdades y la violencia. Sólo si en el mundo se impone el egoísmo, el altruismo y la solidaridad son vencidos y la guerra arrasa con la paz, el capital puede sobrevivir. Puede sobrevivir, pero nadie sobrevive indefinidamente. Entonces, la sobrevivencia no puede ser sino la fase terminal del capital.

La crisis terminal del capital puede arrasar a la humanidad

El problema es que esta crisis terminal del capital también puede significar una crisis terminal para la humanidad al der consumida por la violencia. Incluso, por la guerra nuclear. Aun cuando Ud. no lo crea, una parte esencial de este proceso se está resolviendo en Venezuela.

Los narcoparamilitares llegaron ya y están tratando de controlar el Estado
Para comprender este proceso es muy importante el artículo de Luis Britto, “Crónica de una guerra anunciada”. Los narcoparamilitares y sus redes, las zonas donde venden “protección” y administran justicia, la quinta columna apoyada en la corrupción que ha penetrado al Estado venezolano y a organizaciones políticas y grupos populares, están aquí. Los fascistas continúan asesinando líderes sociales. La más reciente denuncia llegó desde Barinas después de los asesinatos de Robert Serra y María Herrera.

Esa invasión triunfó en México. Ya conocemos el colofón: 43 desaparecidos en Ayotzinapa. Venezuela está a tiempo de derrotarla. Es clave que el presidente Maduro desecha las políticas neoliberales y se bate contra la guerra económica y va constituyendo los consejos presidenciales populares. El Presidente Maduro puede contar con nuestra solidaridad.

Peña Nieto sucede en la presidencia de México a Calderón que dejó 70 mil muertos y 25 mil desaparecidos. ( Jorge Castañeda. El Rumbo que necesita México. El País. España. Viernes, 14 de noviembre de 2014) ¿Cuántos dejará Peña Nieto si no vamos construyendo el cielo en la tierra?

La unidad en torno al Presidente Maduro es clave

Deseo ratificar esto una vez más. La maduración de una corriente popular revolucionaria no surgirá mediante ataques sistemáticos al Presidente Maduro. La crítica solidaria es otra cosa. Hay que prepararse para las incomprensiones. Creo que nadie ha pensado que este camino sea fácil.

Después del Presidente Maduro puede sobrevenir la barbarie de hordas fascistas que se ocupen de recoger los platos rotos. No afirmo lo anterior como anunciando el “coco”, como un chantaje. Sobre todo porque no tengo noticias de que la crítica radical haya logrado construir un proceso alternativo.

El presidente Maduro tiene la autoridad y el poder de convocatoria como para unir a todo el que pueda ser unido. Creo que el Presidente Maduro viene afirmando su liderazgo y tiene la posibilidad de encabezar un movimiento unitario que una a todo el chavismo. Esto es imprescindible para libar y ganar la batalla que está planteada. Nadie sobra dentro del chavismo. Todo lo contrario.

Romper con la polarización partidista, vencer el antichavismo y unir al pueblo

Creo que la polarización actual está afectando al proceso bolivariano. No debemos permitir que el pueblo opositor se siga definiendo por el antichavismo. De esa manera la oposición, pese a sus divisiones, errores y omisiones, prácticamente no necesita hacer campaña política para activar a sus partidarios. El antichavismo se ha convertido en una gran fuerza movilizadora. Irracional, cierto. Pero precisamente por eso muy peligrosa. Por su carácter irracional no cambiará sobre la base sólo de razones. Por el contrario, una parte del antichavismo está alimentando la base fascista que se ha venido constituyendo.

Se necesitan hechos convincentes y sobre todo el diálogo, el encuentro en la base del movimiento popular. La relación entre iguales, entre el pueblo explotado para que la hermandad clasista pueda privar sobre los prejuicios políticos y los errores de sectarismo, prepotencia y de un estilo que no siempre es el más adecuado. Especialmente hay que tener cuidado con el uso de los adjetivos calificativos. El Presidente Maduro puede lograr que esta situación cambie.

En la constitución del Consejo Presidencial de las Mujeres hubo una propuesta esencial: la de María León cuando propuso la plataforma unitaria de las mujeres. Ojalá las mujeres tomen la iniciativa. Tengo la creencia de que en la polarización vigente hay mucho de machismo, de esencia masculina de conflicto. Creo que las mujeres pueden abrir el camino de la convivencia popular.

Fuente: Questión Digital

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº103

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  3. Julio 2019.

 

Descargar