Estados Unidos informó el 30 de abril, ritual que repite hace más de tres décadas, la inclusión de Cuba en su lista anual de países patrocinadores del terrorismo.



La concreción del diálogo político entre sectores mayoritarios de la oposición venezolana y el gobierno de Nicolás Maduro es un logro de su gestión, que busca configurar un escenario de paz frente a la actitud violenta asumida por grupos minoritarios que cuentan, claramente, con el apoyo de la derecha norteamericana.

Después de la enésima vez que han tirado plátanos contra jugadores negros de futbol en Europa, Daniel Alvez ha resuelto comer el plátano, y Neymar declaró: "todos somos macacos". Es el comienzo de la reacción, que los propios europeos parecen incapaces de realizar, contra la discriminación en los estadios de futbol, simple continuación de lo que pasa en la vida cotidiana en países que se consideran "blancos y civilizados".

Encuestas a las que se ha referido el respetado periodista venezolano José Vicente Rangel, en su programa de televisión, reflejan que un 90% de la población venezolana está en contra de la violencia, de las guarimbas y de los intentos de golpe de estado. Lamentablemente no es el 100%, quizás sea una utopía pretender que toda la población esté en contra de estos flagelos, porque ya sabemos que ese 10% restante incluye al sector más rancio de la oposición de este país.

Está dándose un proceso en uno de los países de nuestra América que, al menos en México, parece estar pasando desapercibido: la petición que Barack H. Obama, el presidente de la nación más poderosa, la que generalmente impone sus decisiones y defiende sus intereses con soberbia y fuerza, ha hecho, de tú a tú, a José Mujica, mandatario de la República Oriental del Uruguay, una de las naciones más pequeñas territorialmente, una, también, donde mayor vigencia tiene el estado de derecho y donde son más efectivos el respeto y el ejercicio de los derechos de la gente.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38