Cuba será excluida muy probablemente esta semana de la espuria lista estadunidense de países patrocinadores del terrorismo y ya el gobierno de ese país otorgó licencia a un banco para abrir la cuenta de la actual sección de intereses y futura embajada cubana en Washington. Bien por Obama.

Nada es casualidad. El país que protagonizó la primera gran revolución del siglo XX, revolución hecha en defensa de la tierra; el primer país de América Latina en el que, a pesar del robo electoral, la izquierda ganó unas elecciones presidenciales en mitad de la larga noche neoliberal; el país que un año después, en 1989, parió un instrumento político para disputar el poder electoral (mucho antes de que en Venezuela surgiera el Movimiento V República o en Bolivia el MAS-IPSP); el país donde en 1994 hubo un alzamiento indígena y guerrillero para decir basta al neoliberalismo y sus instrumentos, los tratados de libre comercio; ese país que tiene la desgracia de estar tan cerca de los Estados Unidos, convirtiéndose de facto en su frontera sur, transita hoy en el furgón de cola del cambio de época en America Latina y el Caribe.

Ante la abrumadora evidencia sobre el lavado de dinero proveniente de la corrupción para apoyar la campaña política de Juan Orlando Hernández y su Partido Nacional, de extrema derecha, vuelve a la carga la mejor herramienta represiva del sistema: la tristemente célebre administración de justicia.

El gobierno del presidente Ollanta Humala ha acumulado 57 muertos en conflictos sociales desde que asumió el 28 de julio de 2011. Los más recientes ocurrieron en el enfrentamiento entre policías y agricultores que rechazan la presencia de la minera Southern Copper, perteneciente al Grupo México, que pretende explotar la mina Tía María en una zona eminentemente agrícola en la provincia de Islay, al sur del departamento de Arequipa.

El pulpo petrolero Chevron vuelve a lanzar sus tentáculos contra el gobierno ecuatoriano en otro intento por tratar de dejar impune los grandes daños ecológicos, ambientales y a la salud humana que causó en una extensa zona de la Amazonía de esa nación sudamericana.

Frases

“No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los venezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeños fundamentalmente, buscar atrás, buscar en las llaves o en las raíces de nuestra propia existencia, la fórmula para salir de este laberinto”.

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar