🇦🇷 No hay conductas buenas o malas en sí, en cualquier circunstancia y contexto. Algo tan peligroso y negativo como disparar un arma de fuego, puede ser positivo si se lo hace como práctica de un deporte o si se trata de un arma cargada con balas de fogueo en una representación teatral o en una filmación. Algo tan inofensivo como jugar al “yo-yo” puede ser criminal si se lo hace junto al tío rico al que se va a heredar, mientras éste sufre un infarto que necesita inmediata atención médica. Como se ve, todo depende del contexto.