Recientemente la mayoría opositora de la Asamblea Nacional ha aprobado un proyecto de ley de amnistía y reconciliación nacional, que parece cualquier cosa menos una ley de amnistía, y en el que el término “reconciliación nacional” está totalmente fuera de lugar. 

La Ley de Amnistía impuesta por la derecha venezolana en el Parlamento ha sido aprobada en segunda discusión, lo que da pie para su revisión ante la Sala Constitucional del TSJ. En este punto, todos sabemos lo que va a ocurrir. Incluso quienes redactaron y aprobaron esa ley, saben lo que va a ocurrir. Así lo esperan.

El poder mal concebido es incompatible con la vigilancia ciudadana. Las naciones más desarrolladas suelen tener instituciones sólidas como parapeto contra el abuso. Sus mecanismos son claros y sus normas, específicas.

El tema de los derechos humanos, dentro del contexto de las relaciones Cuba-EE.UU., ha reaparecido en vísperas de la visita del presidente Obama a la Isla. El 2 de marzo, en Ginebra, Antony J. Blinken, secretario de Estado adjunto del Departamento de Estado de los EE.UU., emitió una Declaración Nacional en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde se refirió a varios países que son siempre el blanco de las acusaciones de los EE.UU. por supuestas violaciones de los derechos humanos, como China, Rusia y Venezuela.

Digamos que algunos legisladores se empeñan en acabar con la Constitución, tratando de que queden impunes delitos de lesa humanidad, violaciones graves de los derechos humanos y crímenes de guerra, desde sicariato hasta incendio de guarderías llenas de niños. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela puede ejercer el derecho de legítima defensa previsto en su artículo 29:

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº103

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  3. Julio 2019.

 

Descargar