Hosting Venezuela - Hosting - Certificado SSL

Quedarse quieto es hacerse cómplice. Ésta no es una denuncia cómoda para tranquilizar conciencias pequeño-burguesas. Es denuncia y es autocrítica. Mientras Trump y sus jaurías criminales reprimen, humillan y encarcelan a familias de “inmigrantes”; todos los crímenes estadounidenses se coagulan en las injusticias fronterizas, la inmensa mayoría de nosotros aporta su cuota de ignorancia, indolencia e inutilidad funcionales. Algunos claman a cielo y oran, otros se subliman mentando madres, algunos hacen donativos, limosnas y gestos compungidos. Otros más, alzan los hombros y siguen viendo sus noticiero favorito. 

Gabriela Michetti, la exvicepresidenta de la Nación Argentina, expresó en la provincia de Tucumán en abril de 2016 que “la droga mata a los pobres como a la gente normal”. La “normalidad” que invocaba la dirigente del PRO-Cambiemos puso en evidencia su densidad intelectual y política. Y agregó, como un cálido consejo de resignación: “sepan aguantar hasta que dentro de dos, tres o cinco años podamos salir adelante”.

La necropolítica hace su aparición como forma de organización social del capitalismo.

¡En Brasil hay un genocidio! Al momento de escribir, 16/7, Covid-19, que surgió aquí en febrero de este año, ya ha matado a 76,000 personas. Ya hay casi 2 millones de infectados. Para el domingo 19 de julio, alcanzaremos 80,000 muertes. Es posible que ahora, cuando leas este llamamiento dramático, ya alcance los 100 mil.

Se definió en su día la Transición española de esta manera: «Las moscas han cambiado, pero la mierda sigue siendo la misma».

Frases

 

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez
 
 

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº126

 

Descargar

 

Xi Jinping: Tres discursos

 

Descargar