Cuando escuché la reciente intervención del presidente de Bolivia, Evo Morales, en la 72 Asamblea General de la ONU, recordé los contundentes discursos pronunciados en esa misma tribuna internacional por los líderes históricos de las revoluciones cubana, Fidel Castro, y bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez.

1.- El sistema instaurado desde hace una treintena de años se caracteriza por la extrema centralización del poder en todas sus dimensiones, locales e internacionales, económicas, políticas y militares, sociales y culturales.

El chavismo vive creativo y animado de una redoblada voluntad de paz y vida para Venezuela, nuestra América y el mundo, su formidable victoria ante la mayor y más prolongada arremetida de Estados Unidos y las derechas.

No, Venezuela no está sola frente a todos los ataques que recibe de un conglomerado nacional e internacional de enemigos. La prueba de ello es el notorio éxito del Encuentro Mundial de Solidaridad que este pasado fin de semana congregó más de 200 delegados y delegadas de 60 países de casi todos los continentes. Avidos de información de primera mano sobre el destino del proceso revolucionario, quienes llegaron de lejos pudieron escuchar en la voz de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente, Delcy Rodríguez, del canciller Jorge Arreaza y de Adán Chávez, expresiones de puro agradecimiento por la infinidad de acciones llevadas a cabo en el exterior en apoyo de lo que varios oradores caracterizaron como “punto fundamental de dignidad y resistencia”. De esas adhesiones y de la necesidad de reforzar lo que ya existe as que surge la lógica consigna de que “Todos y todas somos Venezuela”.

Lucía Topolansky, histórica compañera de José Pepe Mujica, se convirtió en la primera vicepresidenta de la historia de la República Oriental del Uruguay. Una noticia significativa en medio del cimbronazo de Raúl Fernando Sendic: de los laberintos se sale por arriba, dice el dicho, y el frenteamplismo parece dispuesto a aprovechar la repentina crisis para volver a hacerse fuerte de cara a las próximas presidenciales.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38