1) ¿Por qué se mantiene en pie el proceso revolucionario que se inicia en Venezuela --por la vía del voto popular--, con el ascenso al poder de Hugo Chávez en el año 1.999? En casi 20 años de ejercicio continuado, en medio de todo tipo de dificultades, del acecho de múltiples enemigos y en un contexto de debilidades económicas e institucionales, el proceso bolivariano ha logrado sobrevivir, e, inclusive, plasmar logros impresionantes en materia social y de participación ciudadana. Un proceso que ha sabido hacer frente a las múltiples agresiones de los gobiernos norteamericanos, a las conspiraciones internas apoyadas por los organismos de inteligencia internacionales, a la conjura de factores internos, tanto la vieja partidocracia como el sector empresarial, y que, igualmente, desafió una cúpula militar pentagonizada que operaba como escudo de un oprobioso sistema económico-político, sin duda responde a las características un hecho histórico proveniente de su estrecha relación con los ciudadanos.

2) Otro proceso no hubiera soportado el feroz ataque del enemigo --o de los enemigos. En la región el caso solo es comparable al de la Revolución Cubana, que pudo encarar, exitosamente, el desafío de poderosos intereses. La revolución bolivariana hasta ahora lo ha conseguido pasando por las pruebas más exigentes. Ejemplo: el golpe del 11 de abril de 2002, liderizado por el gobierno norteamericano, que contó con el apoyo de la cúpula  militar de la época, de signo puntofijista, que controlaba a la Fuerza Armada a través de la Misión  Militar de USA, instalada en el propio Fuerte Tiuna; la huelga que paralizó la industria petrolera y afectó severamente sus instalaciones; las acciones terroristas contra instalaciones  públicas y misiones diplomáticas; las guarimbas que mantuvieron en estado de zozobra  a la colectividad nacional, y el más reciente evento terrorista, preparado con amplia colaboración de gobiernos extranjeros. Me refiero al magnicidio en grado de frustración contra el presidente Nicolás Maduro, y, prácticamente, contra toda la dirección política del Estado y el Alto Mando de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

3) ¿Por qué ha salido airoso el proceso revolucionario, su gobierno, ante semejantes desafíos? ¿Cuál es la razón de que hasta ahora haya sorteado el peligro y derrotado a los inspiradores? ¿Por qué la crisis económica y la guerra desatada por el bloqueo que desata el costo de la vida y priva a los ciudadanos de recursos vitales, no ha desencadenado una protesta popular, una insurrección nacional? ¿Cuál es el motivo por el que la mala situación económica, la escasez, la inflación desbordada, no se convierten en rechazo electoral y en beneficio para la oposición cada día más disminuida?

4) ¿Qué determina que los propios errores del proceso, aquellos en los que incurren sus dirigentes no repercutan negativamente como suele ocurrir en otros países? ¿Que lo inmuniza? ¿Acaso las banales explicaciones de los adversarios que achacan el fenómeno, al ventajismo oficial, y a otros tantos argumentos con igual formato? Los que quieran engañarse con este tipo de explicación balurda, que lo hagan. 

Pero creo que la explicación está en esta frase de André Malraux: “La esperanza es la fuerza de la revolución”. No son las armas, ni los recursos financieros, ni las lucubraciones teóricas, ni las maquinarias. Es la esperanza lo que despierta en el ser humano la voluntad de cambiar el sentido de la vida, el reencuentro con la realización plena de las aspiraciones más elementales. Por eso la importancia de no defraudar que corresponde al liderazgo. De alentar --incurriendo en torpes errores-- la frustración del ser humano y acabar con la esperanza que, como dice el refrán popular, es lo último que se pierde…
Claves secretas

• *LOS CONTRASTES en la manera de reaccionar ante “la planta insolente del extranjero”, son evidentes. Contraste entre la reacción de  la nación venezolana, de su pueblo y de las figuras más representativas de la sociedad respecto al bloqueo de las potencias coloniales de que fue objeto Venezuela, a comienzos del siglo 20 --durante el gobierno de Cipriano Castro--, y la actitud que hoy mantienen dirigentes políticos connotados…

*NADA MÁS y nada menos que dos personajes emblemáticos de la época pusieron de lado sus diferencias políticas con el gobierno, el médico José Gregorio Hernández y el opositor impenitente, el “Mocho” Hernández --preso en el momento de los acontecimientos--, para repudiar la agresión y participar en una magna manifestación de cien mil personas, dispuestas a sacrificarse en defensa de la patria…

*ELEAZAR DÍAS RANGEL --director de este diario--, aludía en su columna dominical en este diario, a lo sucedido y lo comparaba con lo que hoy ocurre. Al contraste deprimente entre una oposición reblandecida, postrada ahora ante la “planta insolente”, y la digna actitud en el pasado de los Hernández --y de miles y miles de venezolanos dispuestos a todo-- para defender la patria…

*¿QUÉ HA pasado? ¿CÓMO EXPLICAR tan notable diferencia?...

*¿QUÉ RESORTE ético y moral se relajó para que ese sector nacional, coludido con poderes internacionales, haya llegado a los extremos deplorables que hoy exhibe? Habrá que investigar a fondo a la hora de fijar responsabilidades a fondo…

*MISTER TRUMP se pasea por el mundo como un guapo de barrio. Arrogante. Despreciativo. Ofendiendo a diestra y siniestra. Por igual insulta a gobernantes de otras naciones. A instituciones religiones. A organizaciones políticas y sociales, mientras California es devorada por el fuego…*EL OBJETIVO de sus descargas consiste en atemorizar a presuntos o reales adversarios. Pero entre éstos los hay que sucumben ante la agresión del supremo policía del mundo y los hay que reaccionan con dignidad. En todo caso, la línea adoptada por el huésped de la Casa Blanca tiene efectos que se vuelven en contra del personaje. Comenzando por el creciente repudio que genera su actitud, su lenguaje escatológico, su concepción cloacal de la política, entre sus compatriotas. Al extremo de que ha logrado la hazaña de dividir, tajantemente, a los norteamericanos, como lo revela la elección de mitad de período del Congreso…

*EN EL programa de televisión (Canal 8), “Como ustedes pueden ver”, de los Robertos, se hacía una observación a la que atribuyo absoluta pertinencia. Se trata de la denuncia sobre el tratamiento de los problemas que encaran los ciudadanos de a pie. Que tienen que ver, particularmente, con la especulación y el costo de vida. Está claro para todos que los mecanismos creados por ley para  hacer frente a la dramática situación, generada por la guerra económica, han fracasado. Que, pese a los esfuerzos del gobierno, la situación de indefensión de la gente sigue vivita y coleando…

*HAY QUE reconocerlo, y el primero que tiene que hacerlo es el propio gobierno. Ya no es que semanal, o mensualmente, los precios de los artículos de primera necesidad se disparan. Ahora es a diario, hora tras hora, lo cual genera un estado de desesperación en el pueblo que no encuentra qué hacer. Y lo más grave del problema es que la colectividad se siente desamparada por el gobierno, por las autoridades competentes…*¿QUIÉN LE pone el cascabel  al gato? Tiene que ser  el gobierno, todos los organismos de Estado: presidencia de la República, ministerios, Asamblea Constituyente, Gobernaciones, Alcaldías, FANB, etc. Todo el poder del Estado que, en forma rotunda, aplaste a las mafias, al Estado delincuente que se ha estructurado bajo el paraguas de la corrupción y la impunidad.

 

         

Fuente: Panorama

Frases

“La mejor defensa es el ataque, ¡la humanidad tiene que ir a la ofensiva!”

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar