Venezuela tiene una mala salud de hierro. Lo que Dietrich considera el principio del fin no es ni siquiera el fin del principio: el sabotaje eléctrico nacional sólo fue una batalla de las muchas que la revolución bolivariana ha ganado.

Sí, la terquedad es una cualidad del chavismo, y nada tiene que ver con el deseo de "perpetuarse en el poder" como lo banaliza desde hace 20 años el antichavismo local e internacional. Ya se hablaba de terquedad en La Porfía que sostuvo Florentino ante El Reto del Diablo, ya habíamos sido llamados también a encarnar tercamente esa batalla lejos de lo religioso, Chávez lo definió por allá en 2004 con la simpleza que enmarca una lucha del bien contra el mal, resulta que para nosotros, políticamente, nunca ha dejado de ser Santa Inés.

Existen pocas (buenas) alternativas a las comiquitas gringas para que nuestros niños ilustren los infinitos cuentos reales y los inventados en el monte por los abuelos olvidados. Es decir, echar un cuento ahorita a punta de palabra y gestos y mantener la atención de los carajitos (y la propia) es una tarea inmensamente difícil cuando los aparatos electrónicos andan mandando esas adictivas imágenes y sonidos.

La inminencia de una agresión armada a Venezuela es una realidad. A EE.UU. no les queda otra carta que la intervención militar para derrocar al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Las bravocunerías de Trump y su pandilla de que “todas las opciones están sobre la mesa”, carecen de sentido ahora en que todas las demás opciones han fracasado y la revolución bolivariana se mantiene firme y desafiante.

¿Cómo reorganizar a un ejército bajo fuego, que ha sufrido la pérdida de sus principales liderazgos y que está desmoralizado frente a una arremetida ininterrumpida por parte del Imperio? Es el reto de la izquierda en América Latina, que parece enfrentarse a la posibilidad de una segunda larga noche neoliberal. Segunda Guerra Fría, fin de la Tercera Ola Democrática o Reedición del Neoliberalismo; aunque desde enfoques diferentes, puede que estas tres propuestas para nombrar los tiempos que se avecinan no estén incorrectas, y la izquierda debe resolver cómo actuar en cada caso.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar