Al cierre de esta edición ya pasaron tres semanas de las elecciones y para todo el mundo queda claro el alcance del bochorno en curso. A pesar de todo, el control de este país es demasiado estratégico para que desde el norte respeten una derrota electoral que sienten como propia. De manera que el escenario se encuentra abierto y en pleno desarrollo, aun cuando no alcanza a penetrar en la mayoría de los medios de comunicación internacionales.

En la vida de los pueblos hay situaciones límite. Momentos en los que la paciencia popular y su capacidad de soportar adversidades, aparentemente infinitas, se agotan. Esto sucede cuando el poder establecido extrema abiertamente su crueldad y cierra todas las válvulas de esperanza de una vida mejor para las mayorías.

Este momento, este preciso momento que vive Latinoamérica, es la cúspide del neoliberalismo que triunfa sobre la Memoria Histórica. Se ve desde leguas de distancia, es apoteósico. Era previsible, solo era cuestión de tiempo llegar a este punto de incoherencia, porque estamos plagados de generaciones sin memoria y sin identidad.

Cientos de miles de personas se movilizan contra las reformas previsionales y laborales impulsadas por Mauricio Macri. A dos años de asumir como presidente, y a pocas semanas de ganar las elecciones de medio término, el gobierno argentino incrementó la represión, pero en su primer intento no logró aprobar la primera de las reformas, que implica una disminución en el valor de las jubilaciones y pensiones. El lunes 18 el pueblo saldrá nuevamente a la calle mientras el oficialismo en la Cámara de Diputados buscará aprobar el ajuste.

Las elecciones del pasado domingo todavía ofrecen ángulos que podemos explotar periodísticamente y que serán de interés de ustedes. Es el caso, por ejemplo, de los estados donde el Psuv resultó invicto; es decir, que ganó todas las alcaldías. Los encabeza Falcón, donde obtuvieron los 25 municipios sin perder uno solo. Luego figuran Trujillo con 20, Guárico con 15, Yaracuy 14, Sucre 14, Portuguesa 14, Carabobo 14, Monagas 13, Barinas 12, Lara 9, Cojedes 8, Apure y Delta Amacuro 4. En trece estados el Psuv, en dos o tres casos con apoyo de un aliado, quedó invicto. La oposición no ganó ni una alcaldía. Hubo algunos, como Zulia, donde entre 19 victorias se incluye uno del MAS, o en Nueva Esparta, con 10 y uno.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº51