Cincuenta y cuatro minutos. Esa la duración del discurso de Lula a la multitud reunida frente al Sindicato de Metalúrgicos en San Bernardo, al mediodía de ayer.