Nicaragua vencerá de nuevo, su pueblo está curtido en combates librados al fragor de la libertad.

Es difícil contener la emoción después de lo ocurrido en estas últimas 24 horas en Argentina. Y más difícil aún es intentar reflexionar sobre caliente de lo que significa esta victoria feminista de obtener, a puro pulmón y muchísima convicción de pelear por una causa justa, la media sanción de Diputados a la ley del aborto legal, seguro y gratuito.

Muchos amigos de Nicaragua y de la Revolución Sandinista en el exterior se preguntan, conmocionados: ¿Cómo es posible que un país con tanta estabilidad económica y social, con altos índices de crecimiento económico y de reducción de la pobreza y de la desigualdad social, con un pueblo bien organizado y un partido de gobierno con tanto respaldo popular y hegemonía institucional, con una oposición de derecha fragmentada, casi sin partidos, literalmente de la noche a la mañana se haya convertido en un campo de batalla con enfrentamientos violentos, incendios, saqueos, tranques y muerte, en el que la delincuencia y el crimen organizado se han apoderado de barrios y prácticamente de ciudades enteras?

Dos hombres cargan una pierna de vaca arriba de una moto en dirección a la frontera. Un responsable del paso fronterizo cobra mil pesos por cada kilo que pese el animal, las canoas van y vienen de una orilla a la otra, las carnicerías y queserías están vacías porque llega gente “del centro”, como dicen, a comprar unos kilos y llevarlos para el otro lado. Todos los hoteles están llenos para hospedar a los que hacen el camino de la reventa, existen rutas de buses de varios puntos del país a la frontera exclusivamente para quienes se dedican a ese negocio, hay más robos en el pueblo, casi todo se cobra en efectivo y el efectivo se compra en 300%, las gasolineras despachan a menos de la mitad de carros de lo que deberían hacer con lo que les llega, los carros cargan varias veces en el día con chip revendidos. Sucede de día, delante de todos.

Chile está gobernado por una derecha liberal cuya intención es quedarse largo tiempo en La Moneda. Así lo confirma la Cuenta Pública del presidente Sebastián Piñera del pasado 1 de junio. La derecha liberal ha tomado a su cargo la recomposición de la institucionalidad en crisis. Esta crisis -detonada por la corrupción y su impunidad- ha debilitado al conjunto de las instituciones. Eso pone en grave peligro a todo el sistema oligárquico implantado por la dictadura. Los propósitos de la derecha se ven favorecidos por la ausencia de una Izquierda cuyo programa unifique y oriente la lucha social.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar