En más de 40 años de actuación pública, mi vida personal fue permanentemente investigada –por los órganos de seguridad, por los adversarios políticos, por la prensa. Por luchar por la libertad de organización de los trabajadores, llegué a ser detenido, condenado como subversivo por la infame Ley de Seguridad Nacional de la dictadura. Pero jamás encontraron un acto deshonesto de mi parte.

Los resultados del 15 de octubre enviaron un nítido mensaje al mundo: la mayoría del pueblo venezolano quiere paz, independencia, soberanía y democracia. Con una participación superior al 60%, el electorado votó en contra de la injerencia imperialista y la violencia.

Si alguien tenía dudas de que el Chavismo constituye un bloque histórico del que no se puede prescindir, allí están los resultados de las elecciones regionales. Si alguien tenía la peregrina idea de hacer un lado a Chávez y su legado escuchando las muy desafortunadas consejas de que era el momento de un liderazgo propio, distinto, “sin nadie que le hiciese sombra”, allí están los resultados del pasado domingo para recordar que el Comandante Chávez nos sigue dando una mano.

Más de 60% de participación electoral, las fuerzas patrióticas ganamos 18 de 23 gobernaciones, con el 54% de la sumatoria de voto nacional. Una victoria "en toda la línea" como diría nuestro Comandante Chávez. Se sorprenden de esta victoria quienes desconfían de un pueblo que se ha crecido en las dificultades, como se crecía Bolívar, nuestro Libertador, ante la adversidad.

La victoria electoral del pasado 15 de los corrientes, pone de relieve la identificación de la gran mayoría del pueblo venezolano con el conjunto de transformaciones que inauguró el Comandante Hugo Chávez en Venezuela continuadas por Nicolás Maduro.

Frases

“Al imperio no hay que subestimarlo, pero tampoco hay que temerle. Quien pretenda llevar adelante un proyecto de transformación, inevitablemente chocará con el imperio norteamericano”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº51