Los procesos patrióticos que comenzaron el cambio de época en Nuestra América, priorizaron los objetivos políticos y sociales sobre la base de recuperar el control soberano de los recursos naturales.

A solo cuatro meses de la asunción del gobierno de Macri el conjunto del movimiento obrero ha salido a la calle para repudiar el restablecimiento de la desocupación, la baja salarial, la inflación descontrolada, el alza de los precios, la desindustrialización y el reendeudamiento del país.

Tragué sapos, pero pude presenciar casi hasta el final el denigrante espectáculo de los corruptos, ignorantes y desvergonzados diputados brasileños. En nombre de Dios, la familia y, hasta algunos, con loas a la dictadura militar, una holgada mayoría aprobó, sin fundamento jurídico,  el inicio del juicio político a la presidenta Dilma Rouseff. Por eso ha tenido tan mala prensa fuera de Brasil y no ha recibido el apoyo público de un solo gobierno en el mundo.

Desde que fue electo, en 2002, Lula fue víctima de ataques, dentro y fuera de Brasil, que lo trataban de descalificar. Había “traicionado” al pueblo brasileño, según la ultraizquierda. Sería un “blairismo tropical”, según el demasiado elocuente y precipitado Tariq Ali.

En estos últimos años se ha abierto un intenso debate sobre el rol político de la clase media en América Latina. Sin embargo, el término clase media es exageradamente ambiguo. Tiene tantas acepciones como enfoques teóricos. La economía ortodoxa apela al ingreso para su definición y la sociología dominante lo limita a un asunto de estratificación social. Otros se centran en una cuestión de identidad, en una nueva subjetividad emergente que se siente incluida en un modo de vida promedio. En cualquiera de sus interpretaciones, la clase media existe actualmente como dilema político de época. 

Frases

“Una revolución solo puede ser hija de la cultura y de las ideas.”

Fidel Castro

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº86

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar