Se cierra el telón y apostando a la política, a la inteligencia y a la estrategia, Maduro logró neutralizar al prospecto del golpe de color en Venezuela, sin mayores costos políticos salvo los aburridos comunicados del Departamento de Estado y del Grupo de Lima. También consumidos por su propio agotamiento buscan hacer valer sus derechos sobre su inversión (perdida).

En el marco de este anuncio, informó la creación de una comisión presidencial, dirigida por el vicepresidente de la República Tareck El Aissami para el refinanciamiento y la reestructuración global de todos los pagos externos de Venezuela, que funcionará a partir de este viernes 3 de noviembre. La medida no es del todo sorpresiva. Ya el Gobierno venezolano venía trabajando en diálogo con la Federación Rusa, y fue publicado por Forbes el anuncio de un acuerdo saludable entre ambas partes para la reestructuración de la deuda con ese país.

Arrancamos con fuerza un nuevo proceso electoral. Es indudable el talante democrático de la mayoría de nuestro pueblo que siempre se ha decantado por participar en las elecciones para elegir a sus autoridades nacionales, regionales o locales. Esta disposición cultural y ética está bien alejada de la lógica violenta de la extrema derecha. Esta gente ha fracasado estrepitosamente en su intento de captar seguidores a través de la imposición de la violencia.

Debemos hacer una evaluación en el más estricto y profundo espíritu chavista de humildad y autocrítica en relación a la calidad de los esfuerzos que hemos realizados para frenar la especulación. Vayamos a una gran ofensiva política, moral, social, institucional y económica que supere las limitaciones de los esfuerzos realizados en el pasado.

Tres certezas aparentes han quedado a casi un par de semanas de darse las elecciones regionales venezolanas:

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46