Una semana después de las elecciones regionales es suficiente tiempo para haber escuchado y leído diversas opiniones sobre sus resultados, e intentar nuevas explicaciones a lo ocurrido.

Tras las elecciones regionales, en Venezuela parece abrirse un nuevo momento con un gobierno consolidado desde lo institucional pero invisibilizado y denostado por la derecha trasnacional, en un país que seguirá afrontando grandes dificultades en lo económico y financiero, y una oposición que deberá rearmar su discurso y su accionar si pretende disputar la elección presidencial de finales de 2018 tras los comicios para alcaldes a realizarse entre diciembre próximo y el  primer trimestre del año próximo.

Este 2017, toda esa campaña mediática se dedicó exclusivamente a quitarle cualquier tipo de mérito y dar lugar a su muerte política y pública a nivel global.

El gobierno venezolano se anotó este domingo dos triunfos: uno, la adjudicación de la gobernación en 17 de los 23 estados, y dos, la comprobación de que la política es la única salida posible para la crisis venezolana, en unos comicios regionales que tuvo la participación de más del 61% de la ciudadanía, superando escenarios previos de elecciones similares en el país.

Después de dos meses inactivos, el martes reanudamos las reuniones de los consejos de lectores. Esta última fue realmente extraordinaria por la asistencia, por la cantidad de propuestas formuladas y por la decisión de asumir como Consejo de Lectores la demanda a las autoridades correspondientes de dos cuestiones que consideraron fundamentales, como el deteriorado funcionamiento del Metro, y algo que nos sorprendió por la variedad de denuncias que hicieron: la deserción escolar, con su secuela de crecimiento de ¡la prostitución infantil!, y un mal menor, como son los miles de niños jugando, algunas veces a través de adultos, de los “animalitos”.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46