El mes de julio de 1811, en Caracas y en otras ciudades de Venezuela, el pueblo ejercía por primera vez su poder originario frente a los poderes fácticos de la monarquía española y de la alta Curia. El debate era encendido en las calles, en las casas, en el Congreso Constituyente.

La democracia (término proveniente del griego dḗmos «pueblo» y krátos «poder» o «gobierno»), se ha consolidado en el tiempo en base a la solidificación de las relaciones sociales y las mediaciones que se dan entre los hombres en sus distintas interacciones en sociedad. El denominado Contrato Social.

Llegó julio, mes de la patria, con una ofensiva de trabajo y construcción por parte del Gobierno revolucionario. La graduación y el relanzamiento de la Misión Robinson, en sus 14 años de labor abriendo las puertas del saber a millones de venezolanos y venezolanas; el despliegue vibrante de los y las brigadistas del Movimiento Somos Venezuela y su visita amorosa casa por casa a los registrados en el Carnet de la Patria; la respuesta de confianza y esperanza en la Revolución Bolivariana de 300 mil jóvenes que se registraron en el programa Chamba Juvenil; y la demostración de lealtad, anhelo de paz y reafirmación de nuestra independencia en el marco de las conmemoraciones por los 206 años de nuestra independencia marcaron el inicio de este mes.

El autor intelectual de múltiples crímenes contra ciudadanos y ciudadanas venezolanas ha vuelto a su domicilio. Goza de un beneficio que en varios países del continente se le concede solamente a quienes han pasado los 70 años de edad o padecen de una enfermedad grave.

Para muchos burócratas (incluyendo a aquellos que suelen presentarse como revolucionarios, de los cuales cabría un comportamiento de conformidad con los ideales expresados) lo que más importa es rendir cuentas a sus superiores, olvidando -adrede- que le deben lealtad al pueblo que (directa e indirectamente) les delega su soberanía. Ello no sería nada extraño, de estar conscientes que el funcionamiento del Estado es, en términos amplios, contrario a los postulados democráticos y, en especial, respecto a las demandas ciudadanas de mayores controles, transparencia, efectividad y, más recientemente, de protagonismo y de participación populares.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38