El 22 de abril de este año habrá elección presidencial en Venezuela y ese acto político y constitucional marcará un nuevo momento en la larga lucha del pueblo por la reafirmación de su soberanía nacional, el afianzamiento de la democracia participativa, la profundización de las políticas sociales incluyentes y la recuperación de la economía.

No escribo sobre esa batalla, lo que he hecho otras veces, sino a un requerimiento implícito de un lector que me envió este correo: “En su entrevista del domingo en el programa “José Vicente Hoy”, usted dijo algo así como que este proceso electoral que termina el 20 de mayo, será la batalla de Carabobo, pero no explica porqué, no lo entiendo”.

Los comicios presidenciales fijados inicialmente para el 22 de abril, se efectuarán junto con las elecciones para los consejos legislativos y concejos municipales el domingo 20 de mayo, luego del acuerdo de garantías electorales suscrito entre las fuerzas políticas que respaldan la reelección de Nicolás Maduro y Avanzada Progresista (AP), Movimiento Al Socialismo (MAS) y Copei, que apoyan la postulación del opositor Henri Falcón.

No tuvimos necesidad de dar por un hecho la propuesta de Diosdado Cabello de realizar simultáneamente la elección de diputados a la Asamblea Nacional en la misma fecha en que se elegirá al Presidente de la República. Su alta jerarquía política y la lógica de la proposición nos hizo suponer que la ANC la aprobaría y haría las modificaciones pertinentes al calendario electoral.

El imperialismo estadounidense y sus gobiernos lacayos en la región, han acelerado las amenazas contra el pueblo de Venezuela a una escala de agresión sin precedentes en nuestra historia, colocando en riesgo la paz del Continente.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº67

 

Descargar