Gobiernos democráticamente elegidos aislados internacionalmente; pseudo-elecciones para edulcorar golpes de mano blandos y aceptación de sistemas políticos devenidos en meros gobiernos autocráticos.

La impactante concentración en los Arcos de Lapa de Río de Janeiro abrió una semana decisiva para Brasil, el gigante sudamericano. Fue apenas horas después de que la comisión aprobara el impeachment, con una particularidad evidente: de los 38 diputados que plantearon la necesidad de salir de Dilma, 35 están siendo investigados por corrupción. La lectura es inequívoca: buscan cerrar Lava Jato con la eyección de la presidenta de Planalto, intentando que luego sus causas también caigan.

El devenir político de Perú en tiempos recientes, viene a confirmar la tradición histórica de un país que ha desarrollado su acontecer anclado en una clase política conservadora, reaccionaria y retrógrada que tiende a las dobles caras y la traición como método desde que San Martín y Bolívar fueran adalides de su independencia, y daba sus primeros pasos como república independiente.

Muchísimos latinoamericanos desconocen por completo lo que significa Cuba en nuestras vidas; otra cantidad no menos importante venera la gesta revolucionaria de los jóvenes barbados de la Sierra Maestra, pero no atina a entender la revolución cubana como un proceso histórico, complejo, humano, lleno de contradicciones y con un cúmulo de experiencias único en el planeta.

Las recientes derrotas electorales de distintas categorías sufridas por algunos de los gobiernos independientes, que no comparten el dejar todo al mercado y partidarios de la unidad e integración de América Latina y el Caribe, han generado- a la derecha como a la izquierda- ideas erróneas sobre un supuesto futuro desfavorable para las luchas populares en nuestra región, o uno  “verdaderamente revolucionario” “de abajo a arriba”, a diferencia de esos gobiernos “progresistas”, supuestamente verticalistas, “extractivistas” y autoritarios.

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº104

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  3. Julio 2019.

 

Descargar