Muchísimos latinoamericanos desconocen por completo lo que significa Cuba en nuestras vidas; otra cantidad no menos importante venera la gesta revolucionaria de los jóvenes barbados de la Sierra Maestra, pero no atina a entender la revolución cubana como un proceso histórico, complejo, humano, lleno de contradicciones y con un cúmulo de experiencias único en el planeta.

Las recientes derrotas electorales de distintas categorías sufridas por algunos de los gobiernos independientes, que no comparten el dejar todo al mercado y partidarios de la unidad e integración de América Latina y el Caribe, han generado- a la derecha como a la izquierda- ideas erróneas sobre un supuesto futuro desfavorable para las luchas populares en nuestra región, o uno  “verdaderamente revolucionario” “de abajo a arriba”, a diferencia de esos gobiernos “progresistas”, supuestamente verticalistas, “extractivistas” y autoritarios.

 

A lo largo de los años nos ha tocado ser testigos de muchos debates; argumentaciones que siempre buscaban explicarnos porque el socialismo es la mejor opción para nuestros países, y como la revolución es la vía hacia ese horizonte. Paralelamente, conocimos muchas rivalidades intransigentes alrededor de las mismas tesis que nos ofrecían un mundo mejor; antagonismos que prevalecen hasta nuestros días y que no poseen ningún sustento teórico o practico que los justifique.

Los reyes de España nos trajeron a los conquistadores y dueños, cuyas huellas quedaron en los hatos circulares de tierra asignados a los buscadores de oro en las arenas de los ríos, una forma abusiva y bochornosa de explotación cuyos vestigios se pueden divisar desde el aire en muchos lugares del país.

Un poco antes de la visita de Barack Obama a Cuba, la isla recibió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Ambos fueron recibidos como lo que son: jefes de Estado. De modo que internacional, política y diplomáticamente el mensaje es claro: Maduro es tan presidente legítimo y en funciones como lo es Obama. Y ambos mandatarios son igualmente clave en las relaciones internacionales del gobierno cubano.

Frases

“Tenemos que unirnos porque el mundo lo acelera todo y sino aceleramos nuestra unidad, ese mundo se viene contra nosotros”

Hugo Chávez

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº107

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación 

 

Descargar