Creo que debe desplegarse el Gobierno Bolivariano de manera urgente con la SUNDEE, en una fuerte jornada de fiscalizaciones, a efectos de contener esta espiral inflacionaria que confisca nuestro poder adquisitivo.

¿Será que hay explicación a este fenómeno?

Sin duda, para algunos que han seguido mis escritos y opiniones en redes sociales digitales, me caerán encima por el título del presente artículo. Me tildarán de “ingenuo”, pero este título tiene toda la intencionalidad y argumentación para aquellos que se la dan de “aviones”.

Desde hace rato, la cotización ilegal de la divisa estadounidense, a través del portal denominado Dólar Today, por no hablar de sus antecedentes (Lechuga Verde, entre otros) ha tratado de ser el marcador de los precios y servicios de la economía de nuestro país. De hecho, la mayoría de los comerciantes te alegan en la mayoría de los casos, el aumento de sus precios producto de la “subida del dólar”.

Pues bien, desde hace algunos días, por no hacer el cuento tan extenso, previos al inicio de la jornada de preventa del petro, observamos como la divisa gringa retrocedía de 260 mil bolívares por dólar que llegó a cotizarse, a un poco menos de los 235 mil bolívares, incluso los 225 mil bolívares por dólar. Tanto ayer como para el momento en que escribo estas líneas, hasta las 5:33 am del día de hoy 28 de febrero de 2018, la cotización ilegal de Dólar Today llegó a 217.909,31 bolívares por dólar.

Como para algunos yo no tendría “cuatro deos de frente”, en lenguaje coloquial; la lógica capitalista exacerbada indicaría que si este “marcador” de la economía descendiera en su cotización, y como en Derecho, lo accesorio debería seguir la suerte de lo principal, también convendría un descenso en los precios de los productos, de bienes y servicios en el país, pero resulta que no, la espiral especulativa sigue incrementándolos, fuera de toda lógica económica razonable.

Colocaré aquí algunos de los argumentos de algunas personas, a quienes les he preguntado su opinión sobre este tema, reservándome sus nombres por supuesto.

“Cuando Dólar Today sube 20 bolívares, los comerciantes deben subir 40 bolívares para resguardar lo que invierten. Cuando este baja, lo que hace es paralizar la subida de precios”.

“Creo que estamos en hiperinflación, y cuando existe hiperinflación, los precios no bajan, más bien suben y de forma acelerada… Hasta los precios de Abastos Bicentenario no han bajado, siguen subiendo…”

Qué casualidad que este camarada resalte únicamente el incremento de los precios de los productos en Abastos Bicentenario (lo cual sería igualmente criticable) y no critique el incremento de los comerciantes privados, o de la caja de cerveza que Polar y su presidente, Lorenzo Mendoza hacen, y nadie dice nada al respecto.

“Es economía. No hay confianza en la divisa ni manera de obtenerla. Los comerciantes no tienen forma de asegurar que no subirá, por lo que los precios no bajan”.

Bueno, ciertamente no deberíamos tener confianza en una divisa cuyo único sustento es la “confianza” y sostenida únicamente en el papel. Y lo de sí es “economía”, es un concepto para mí impuesto, ya que esta “lógica” que aplican algunos, creo que más producto de la “viveza criolla”, o con alguna intencionalidad fuera de la racionalidad económica, incluso las establecidas de acuerdo a los propios cánones capitalistas, y hasta neoliberales.

Me habría faltado el argumento también recurrente de que “cada vez que Maduro aumenta el salario, también aumentan los precios de los productos”. Mi camarada, buen amigo, colega y tocayo Juan Carlos Váldez ha explicado suficientemente sobre este tema.

No soy economista ni pretendo serlo, pero de acuerdo a la formación político-ideológica que creo tener, me permite señalar que las argumentaciones de mis “camaradas” anteriormente transcritas, no satisfizo mi inquietud, y antes bien, creo que revelaron una ignorancia supina sobre el tema, que es la que ven en portales como Noticiero Digital, Lapatilla.com, Decifrado, y otros promovidos por mercenarios económicos enemigos de Venezuela.

Indudablemente, el descenso per se de la cotización ilegal del dólar estadounidense no resolverá los problemas estructurales de la economía venezolana, pero pudiera ser un buen comienzo. Y eso demuestra lo que varios expertos de la economía, con más autoridad y elementos que este servidor pueden expresar sobre la valoración política tendiente a propiciar una agenda de desestabilización, de incremento del caos y generar condiciones de ingobernabilidad, a efectos de derrocar a la Revolución Bolivariana y al Presidente Nicolás Maduro.

Creo que debe desplegarse el Gobierno Bolivariano de manera urgente con la SUNDEE, en una fuerte jornada de fiscalizaciones, a efectos de contener esta espiral inflacionaria que confisca nuestro poder adquisitivo. Así como también seguir afinando los mecanismos y las ofensivas como el Petro, a fin de golpear duramente el delito y la trampa, a través de mecanismos como “Dólar Today”, que pretenden “hacer aullar” la economía venezolana, sobre todo aquella que afecte la cotidianidad del ciudadano y ciudadana de a pie, independientemente de su signo político ideológico.

Esa sería una de las mejores campañas por parte de las fuerzas revolucionarias que apoyamos la opción de Nicolás Maduro.

 

¡Bolívar y Chávez Viven, y sus luchas y la Patria que nos legaron siguen!

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

 

       

Fuente: Barómetro Internacional

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar