A 43 años del Golpe de Estado de 1976 y a pocos meses de una elección presidencial, el clima social y político se va enrareciendo. De ambos lados de la “grieta” ven conspiraciones y se acusan mutuamente. ¿No será que hay otros intereses que mueven algunos hilos? Importa tratar de desentrañar, hasta donde se pueda, quienes son los protagonistas visibles y quienes pueden estar detrás de esas maniobras, lo que nos dará una idea de dónde estamos parados.

Probablemente lo traen desde lejos. Quizás a los golpes o  formados por la conducta violenta de sus mayores. Acaso producto de herencias culturales o monetarias. Posiblemente influidos en su temprana infancia por celuloides de superhéroes y villanos guionados por el estilo norteamericano de vida… y de muerte. Probablemente crecidos en ambientes de doble moral, en el que transgredir las reglas era prohibido, salvo que se obtuviera beneficio particular de ello. Seguramente inmunizados por tutores, maestros y doctores, -de escuelas y  universidades privadas primero y norteamericanas después- en un férreo macartismo ante todo lo que sea popular o de izquierdas. Es difícil saber porqué y en qué momento alguien anestesia toda empatía y se convierte en un individuo presto a ser cruel. 

Vizcarra comenzó su gestión con expectativas por parte de la sociedad peruana, las cuales lentamente se fueron desmoronando por el accionar del Congreso, de mayoría opositora. De mayo a septiembre del año pasado, Vizcarra perdió 20 puntos porcentuales de favorabilidad, siendo considerado un sucesor débil. La opinión pública se lo hizo notar; sin embargo, Vizcarra lograría remontar el traspié inicial y salir fortalecido.

Inmediatamente después de la sonada visita de Jair Bolsonaro a Trump, a quien prácticamente le regaló Brasil, y de su escapada clandestina a la sede de la CIA en Langley, el expresidente Michel Temer fue arrestado por sus turbios manejos con Petrobras, lo cual implica la tácita bendición de dos de sus aliados, Trump y Netanyahu.

Desde el último día del año pasado, cuando terminó su mandato presidencial, la gran duda no era si Michel Temer y parte substancial de su pandilla, empezando por su brazo derecho Wellington Moreira Franco, serían detenidos. La duda era cuándo.

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº94

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar