Macri, la nueva estrella de la derecha regional.  Hombre de pelo en pecho y mentiroso, los modos republicanos  que prometió en campaña los han traducido en burla sistemática de la Constitución y las leyes. Vulnera obsesivamente el Estado de derecho, supuestamente tan caro a sus patronos de Estados Unidos e Israel, del corporativo de medios Clarín, del libelo La Nación, así como del capital financiero, incluidos los democráticos fondos buitre a los que ya rinde pleitesía.

De aquellas ideas absurdas, totalmente descabelladas, irrealizables en cualquier país con una población que por lo menos tenga dos dedos de frente y un tantito de conciencia e identidad, estaba la de ver como presidente de la república a un personaje (¿cuál de todos los que interpreta?) como Jimmy Morales, el chiste se contaba solo, pero estamos hablando de Guatemala; un país con una sociedad cachureca y de criterio (que ni chicha ni limoná) ultra recalcitrante. Analfabeta política  (cuando le conviene) y de una clase media arrogante y colonialista hasta el tuétano donde pesa más el qué dirán y la impunidad  que la dignidad y la justicia. 

Hace un año nadie hubiera vaticinado el triunfo de un total desconocido en las arenas políticas. Quien se alzó con la victoria en las elecciones generales de Guatemala era un personaje de comedia en un programa popular de la televisión, a quien difícilmente se le consideraba una carta ganadora en ese escenario tan disputado como nebuloso de la lucha por el poder. Empresario y productor, su única experiencia en un proceso electoral fue la candidatura a la alcaldía de Mixco hace 4 años.

Cumpliéndose ya un mes de la oficialización de Mauricio Macri como presidente de la Argentina, en apenas cuatro semanas -que incluyeron las fiestas de fin de año- se refleja la obviedad de su agenda, que ni es suya ni tal vez agenda, pero no hay dudas de que algo viene adelantando, por el momento. Y dentro de lo evidente, toca repasar la anatomía de ese "por el momento".

"…Sáquenme esa vaina de aquí" (dentro de las instalaciones de la Asamblea Nacional) les dijo Henry Ramos, presidente de la Asamblea y jefe de la oposición política, a empleados de la AN. ¿Cuál era "esa vaina"? Nada menos que los retratos de Simón Bolívar, de Hugo Chávez y del presidente Nicolás Maduro. Entre las 8 acepciones del Diccionario de Venezolanismos: "Cualquier ser u objeto", y en el Drae, lo más parecido es "persona despreciable".

Frases

“La mejor defensa es el ataque, ¡la humanidad tiene que ir a la ofensiva!”

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar