El viernes último vimos como Luiz Inácio “Lula” Da Silva –desde el 2003 al 2011 presidente brasileño- era detenido y conducido por la fuerza (por nada menos que 200 policías) a prestar declaración. Se trata del presidente brasileño más exitoso de toda la historia: según cifras de organismos internacionales logró sacar de la pobreza a 28 millones de personas.

Lula se despertó el pasado viernes como un hombre perseguido y se fue ese mismo día a dormir convertido en candidato a presidente. Lula consiguió acabar con los sueños de la derecha brasileña y transformar lo que podría haber sido una pesadilla en un momento decisivo para cambiar la agenda política de Brasil.

Comienzo a escribir este artículo pocas horas después de la detención del ex presidente brasileño Luis Ignacio Lula Da Silva cuando no hay ninguna prueba de que él, o la presidenta Dilma Rouseff estén relacionados con delito alguno. Pero, eso no importa para los poderes fácticos de Brasil que después de haber perdido por cuarta vez las elecciones, recurren –tal como están haciendo los sectores más conservadores de la sociedad en otros países de América Latina- a la mentira, la calumnia, los falsos testimonios sin importar cual vía utilizar para regresar al gobierno.

Dos mundos. Uno de ellos, una minoría triunfante y sin conciencia social. El otro, una mayoría aplastada. Este es el destino de la humanidad. Una mayoría humillada, ofendida, esclavizada. Una mayoría representada por los 99 y los indignados, se elevó en 2011 a decir no a la austeridad, no a la explotación y no a la dominación de los más potentes y aquellos que les sirven. Basta!

Como un choque de trenes, o de poderes, ha venido presentando el periodismo la confrontación desde la Asamblea Nacional contra el Ejecutivo o contra el Tribunal Supremo de Justicia, y hasta ahora, apenas escarceos con el Poder Ciudadano y el Electoral. Todo comenzó el 5 de enero, cuando se instaló la AN. Recordarán que la salutación de su presidente, Ramos Allup, fue dar un plazo de seis meses para sacar del poder a Nicolás Maduro.

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar