Sólo el sandinismo es amoroso, generoso, tolerante y democrático, porque la Revolución Sandinista se hizo para que viviéramos en un país donde reinara la paz, el amor, la libertad y la justicia. Por eso sólo en las actividades políticas de la derecha golpista se ataca violentamente a todo el que piense distinto, mientras en los actos y manifestaciones del sandinismo los de la derecha son tratados con consideración y respeto. Los ejemplos de ambas situaciones son conocidos y abundan. El sandinismo es amor, la derecha golpista es odio; el sandinismo es libertad y justicia; la derecha golpista es tiranía y opresión.

La ex presidenta represora de Chile parece haber escuchado a Bosé, movió sus nalgas y se ha prestado para escenificar una situación de crisis humanitaria.

A 43 años del Golpe de Estado de 1976 y a pocos meses de una elección presidencial, el clima social y político se va enrareciendo. De ambos lados de la “grieta” ven conspiraciones y se acusan mutuamente. ¿No será que hay otros intereses que mueven algunos hilos? Importa tratar de desentrañar, hasta donde se pueda, quienes son los protagonistas visibles y quienes pueden estar detrás de esas maniobras, lo que nos dará una idea de dónde estamos parados.

Probablemente lo traen desde lejos. Quizás a los golpes o  formados por la conducta violenta de sus mayores. Acaso producto de herencias culturales o monetarias. Posiblemente influidos en su temprana infancia por celuloides de superhéroes y villanos guionados por el estilo norteamericano de vida… y de muerte. Probablemente crecidos en ambientes de doble moral, en el que transgredir las reglas era prohibido, salvo que se obtuviera beneficio particular de ello. Seguramente inmunizados por tutores, maestros y doctores, -de escuelas y  universidades privadas primero y norteamericanas después- en un férreo macartismo ante todo lo que sea popular o de izquierdas. Es difícil saber porqué y en qué momento alguien anestesia toda empatía y se convierte en un individuo presto a ser cruel. 

Vizcarra comenzó su gestión con expectativas por parte de la sociedad peruana, las cuales lentamente se fueron desmoronando por el accionar del Congreso, de mayoría opositora. De mayo a septiembre del año pasado, Vizcarra perdió 20 puntos porcentuales de favorabilidad, siendo considerado un sucesor débil. La opinión pública se lo hizo notar; sin embargo, Vizcarra lograría remontar el traspié inicial y salir fortalecido.

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar