A la ilegitimidad de origen de las instituciones del Estado de Chile -que son el fruto de una Constitución Política que impuso la dictadura-, se añade su corrupción generalizada. Las Fuerzas Armadas y Carabineros, soportes armados del Estado, encabezan el listado de instituciones corruptas. Pero la fila es larga y abarca a organismos de gobierno, al Parlamento, los tribunales, las municipalidades, etc.

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, está ofreciendo sus servicios a Estados Unidos para agredir a Cuba, a Venezuela y a todo lo que huela a progresista en nuestra América. Las calumniosas y sistemáticas declaraciones contra la presencia de los médicos cubanos en ese país, programa al que se opuso vehementemente desde que fue propuesto por la depuesta presidenta Dilma Rousseff, responden a esa condición servil y rabiosamente reaccionaria, decidida a convertir al gigante suramericano en un belicoso peón de la política imperialista de Estados Unidos en la región.

El 15 de noviembre pasado, la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) concedió el reconocimiento de Doctor Honoris Causa al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, en la ciudad de Guatemala.

Los números aplastan, los nombres impresionan, el despliegue de seguridad aturde, además de recortar la soberanía. Sin embargo, la reunión del G20 en la ciudad de Buenos Aires pasará sin pena, gloria, ni efectividades concretas para el país, el Mercosur y la región de Latinoamérica y el Caribe. Menos aún para sus pueblos, salvo para el argentino que, además de afrontar los gastos de la cumbre con sus aportes tributarios, estará a merced de una tropa de ocupación, espionaje y represión en su propio país, cuyos pertrechos quedarán listos para ser usados en su contra en los próximos -duros- meses de ajuste económico asfixiante dispuesto por el gobierno anfitrión.

Fracasados los intentos sucesivos de dirigentes opositores y los gobiernos de Washington y Bogotá –con la ayuda de sus “amigos”- de derrocar al gobierno bolivariano, y de imponer una matriz mediática sobre la necesidad de una intervención extranjera por razones “humanitarias”, la estrategia parece haber cambiado al silencio sobre Venezuela, la invisibilización.

Frases

“No es entonces mera retórica nuestra bolivarianidad. No. Es una necesidad imperiosa para todos los venezolanos, para todos los latinoamericanos y los caribeños fundamentalmente, buscar atrás, buscar en las llaves o en las raíces de nuestra propia existencia, la fórmula para salir de este laberinto”.

Hugo Chávez Frias

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº85

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar