Horacio Cartes presentó su renuncia como presidente de Paraguay a escasos dos meses de terminar su mandato, con bajos niveles de popularidad (poco más del 20%), aun cuando su gobierno no está atravesando ninguna crisis de envergadura que fuerce su renuncia.

1.-No hay que llamarse a engaño ni dejarse confundir. A la oposición que existe en Venezuela, antidemocrática y primitiva, no le interesa para nada que haya o no elecciones. Esa oposición, conformada por los restos de aquellos factores que en el pasado dominaron el escenario de la política durante más de 40 años, asumió la institución del sufragio porque ésta le permitió controlar el país con una alternancia engañosa. Pero una vez que fue desalojada del poder, a partir de la derrota que le propinó Hugo Chávez en los comicios del año 1.998, optó por una valoración distinta. Relativizó la importancia del voto. Lo utilizó para enmascarar sus verdaderos propósitos, que en la nueva etapa política e institucional que comenzaba a vivir Venezuela –la Quinta República–, consistió en emplear el sufragio como el mecanismo que le permitía encubrir sus reales objetivos: el atajo golpista, la violencia sistemática en las calles y las acciones terroristas. Todo ello combinado con una bien planificada actividad en el extranjero destinada a socavar a las instituciones hasta su desplome final.

Faltando poco para las ocho de la noche de ayer, el general Sergio Etchegoyen, quien comanda a la vez el Gabinete de Seguridad Institucional y las acciones relacionadas a la crisis que sacude y paraliza el país, aseguró: “Las situaciones prioritarias están normalizadas”.    

El Tardofranquismo sería hijo del Tejerazo o golpe blando de 1.981 en el que los líderes políticos confinados en el Congreso fueron “invitados” a aceptar un acuerdo tácito por el que se declaraban intocables el establishment asociado al sistema monárquico, al sistema político bipartidista y a la “unidad indisoluble de la nación española” y estaría plasmado en la todavía vigente Constitución de 1.978, Carta Magna que estaría blindada ante cualquier cambio institucional que se pueda producir en el Estado español con lo que se cumpliría una vez más el testamento de Franco : “Todo está atado y bien atado”.

La persistencia de la violencia en Nicaragua, las dilaciones en el Diálogo de Paz y los condicionamientos de última hora en las negociaciones por parte de la llamada oposición y la “mediadora” Conferencia Episcopal Nacional (CEN),  hacen sospechar  que está en desarrollo un plan golpista contra el gobierno Sandinista del presidente Daniel Ortega en esa nación centroamericana.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar