Un hilo argumental repite Mauricio Macri desde que llegó a la presidencia de Argentina: “no había alternativa”. Con esas tres palabras refiere a las medidas ortodoxas aplicadas en lo económico, que impactaron en la cotidianeidad de miles de personas: devaluación, despidos, intento de poner fin a las paritarias libres, emisión indiscriminada de deuda, entre otras. Macri no es original: el “there is no alternative” era el latiguillo predilecto de Margaret Thatcher en el Reino Unido durante sus largos once años en el poder para llevar adelante políticas neoliberales que luego fueron aplicadas, FMI y Banco Mundial mediante, en nuestros países.

La semana pasada hicimos la entrega de la primera parte de estas reflexiones. Ahí detallamos los extraños e incomprensibles métodos empleados por Dólar Today para fijar su tasa del dólar paralelo. En esta segunda parte explicaremos por qué Dólar Today ya no es lo que solía ser.

El presidente Nicolás Maduro hizo una grave advertencia el jueves por la noche: existen planes violentos. Textualmente dijo: “Y sé que la embajada de ese país (por supuesto, se refería a EEUU) está detrás de acciones violentas contra la paz en nuestro país, y que quieren activar en los próximos días”, y llamó a los organismos correspondientes a “una máxima alerta contra los conspiradores”.

Al Presidente Mauricio Macri le apareció un nuevo problema en la pesquisa sobre los Panama Papers: nada menos que su padre. La Justicia argentina recibió una ampliación de denuncia en la causa por presunto lavado que tramita en el juzgado federal de Sebastián Casanello y que tiene por principal objetivo de investigación una sociedad abierta por los Macri en Bahamas, Fleg Trading. La ampliación hace centro en el papel que jugó Macri padre, Francisco en español o Franco en italiano. Franco Macri, actualmente de 88 años, fue uno de los empresarios más poderosos de la Argentina y creció con la dictadura militar. Su hijo Mauricio desde joven funcionó como el número dos del holding Socma, Sociedades Macri.

Anda del timbo al tambo, como dando pena, la pobre señora Tintori. De tanto pasear por el mundo parece una agencia de viajes, sin hojitas disponibles en el pasaporte. Viaja siempre con un plan preconcebido de generar lastima y recoger cobres entre lo más rancio y tenebroso de la extrema derecha mundial.Hundida en un mar de contradicciones, totalmente disociada, vaenarbolando falsas banderas de gestora de Derechos Humanos,como si estofuera una franquicia Tapa Amarilla o un título nobiliario. Tiene que justificar lo injustificable, defender a un asesino y terrorista. Por eso el griterío y las pataletas histéricas ante cualquier cámara de televisión, Periscope o en cuanto selfi se le atraviese.

Frases

"Quien realmente vive no puede no ser ciudadano, no tomar partido. La indiferencia es apatía, es parasitismo, es cobardía, no es vida. Por eso odio a los indiferentes".

Antonio Gramsci

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº104

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  3. Julio 2019.

 

Descargar