La desbandada en la derecha es apoteósica. La derrota es huérfana. Por eso nadie ha dicho ni pio ante el "cambio de aires" y el forzoso enfriamiento de calle luego de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. El mismísimo monstruo de la extrema derecha, Freddy Guevara, continúa en terapia hormonal, por lo que ha bajado el perfil y no ha dirigido más acciones violentas. No hay más temerarias órdenes de "sigamos" con la violencia, esperando quizás que las aguas vuelvan a su cauce.

La estampa de personeros del llamado "chavismo crítico" reunidos con dirigentes de la oposición es una postal de la ignominia y conjura contra la Revolución Bolivariana. Debe ser inolvidable, por todas sus implicaciones y por tratarse de una puesta en escena bastante simbólica del estado de salud política de esos grupos al cual debemos referirnos como antichavismo.

Estos meses de escalada reconfiguraron el mapa interno de la derecha, que parece compuesta por tres sectores, que, aunque sostienen posiciones diferentes -por pragmatismo o convicción-, no parecen tener fronteras tan claras.    

Cada día es más evidente que la carencia de una oposición seria en Venezuela es la primera causa de perturbación de la vida nacional.

1 La guerra, sentenció Clauswitz, es la continuación de la política por otros medios. Podemos añadir que la política es la continuación de la economía, por otras vías. Toda guerra comienza como conflicto económico y termina arrojando consecuencias financieras.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38