No se atragante hablando de democracia, cuando todo el mundo sabe que usted es un furibundo apasionado de la dictadura, o acaso ¿no es verdad que su campaña electoral finalizó con el grito "¡Viva Chile y Pinochet!"?

A tres semanas de los comicios presidencialss en México, arrecian las campañas sucias y presiones nacionales y foráneas, para impedir que el centroizquierdista Andrés Manuel López Obrador (AMLO) alcance la presidencia, pese a que en la intención de voto supera ampliamente a los dos candidatos derechistas.

Arrodillado debajo del retrato del Rey, besando todas las estampitas e imágenes de los beatos del templo, poniendo cara de santo humilde y bondadoso. Así palidecía el expresidente Mariano Rajoy en los días previos a ser defenestrado del Palacio de la Moncloa, sede del Gobierno Español. Solo le faltó aparecer dejando flores, velones y rezos, sobre la tumba del mismísimo Francisco Franco en el Valle de los Caídos. Perdón, al "prócer" del fascismo español no se le puede nombrar, so pena de violar la Ley de Amnistía (1.977), que ha pretendido antidemocráticamente y violando las normas más elementales de respeto a los Derechos Humanos, imponer el silencio y el olvido sobre las más de "100.000 víctimas de la represión franquista enterradas en fosas comunes". Algo así pretende la derecha criolla, disfrutar de total impunidad para sus docenas de asesinatos y demás crímenes cometidos durante sus guarimbas y acciones terroristas de los últimos años.

La imagen es harto conocida: en medio a una borrasca asustadora, el pleno océano, un navío oscila peligrosamente. El capitán ordena que la orquesta siga con su labor, mientras el navío avanza rumbo a un iceberg. Cuando ocurre el encontronazo previsible, faltan botes de socorro.

Demostrando que los años lejos de tornarlo más sabio han potenciado su obcecación y su fanatismo Vargas Llosa declaró hace un par de días en Madrid que la elección de Gustavo Petro en la próxima elección presidencial de Colombia sería un grosero error. Según el novelista peruano Petro es “un candidato muy peligroso que puede empujar a Colombia cada vez más hacia soluciones de tipo colectivista y estatista, es decir, a un populismo.” Por supuesto, se trata de opiniones que carecen de fundamento. A esta altura de su vida Vargas Llosa no se preocupa por estudiar seriamente los temas sobre los cuales opina sino que emite despreocupadamente sus “ocurrencias”, productos cerebrales que no deben confundirse con las ideas, que son expresión de un razonamiento complejo por completo ausente en aquéllas. Quien quiera ver un completo catálogo de sus “ocurrencias” no tiene más que leer su último libro, La Llamada de la Tribu, para comprobarlo.

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

Correos del Sur Nº73

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar