En mayo de este año analizamos el impacto que la propuesta del presidente venezolano Nicolás Maduro, de proponer una Convención Constituyente, había producido en el convulsionado panorama político de su país. En aquella nota intentamos describir la naturaleza y el modus operandi de las llamadas guarimbas. Sosteníamos:

Si hay algo que ha quedado definitivamente claro el pasado domingo 30J es que la contundencia de la respuesta chavista en las urnas no solo asegura el camino hacia una Constituyente de amplia integración y de propuestas revolucionarias, sino que también ha servido para poner en paños menores a una oposición que sigue sin brújula.

Atacar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, puede ser muy fácil. Pero para hacerlo es necesario pensar como piensan la derecha, la extrema derecha y el imperialismo. Pensar como piensa el diario español El País, buque insignia indiscutible del periodismo de derecha: neoliberal, franquista, mentiroso, tergiversador. Pensar como piensa la televisión dominante, maestra de la desinformación que diariamente intoxica a su auditorio con toda clase de patrañas y falsedades para denostar a Maduro y al gobierno venezolano.

Usted, Almagro, se ha convertido, lamentablemente, en la cabeza diplomática y política del golpismo que desde hace mucho más de cuatro años azota a Venezuela.

Es una gran disputa por el sentido y los actores de la violencia, por desenmascarar, ponerle nombre a la muerte y obligarlos a salir del anonimato. 

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38