La primera idea ingenua con que habría que romper es la de creer que en Venezuela un monstruo dictatorial está aplastando a una inocente oposición, vulnera las libertades, censura la libre expresión e impone su mano de “hierro” y somete al pueblo. Esas son fábulas que todavía se difunden, principalmente por los medios de comunicación masiva, que si no se tienen criterios para filtrar críticamente lo que dicen, se es presa fácil de la intención de su mensaje.

El domingo 30J pasado acudimos al ejercicio de los derechos políticos más importante de los últimos 20 años, no solo por las circunstancias de violencia que rodearon este hecho sino por la trascendencia histórica del referido ejercicio.

La designación inconstitucional –y provocadora– por la Asamblea Nacional de un grupo gris de abogados como magistrados del Tribunal Supremo, confirma la determinación de aquellos que adversan al Gobierno de llegar a extremos a los que nunca se atrevió la oposición en el pasado.

Un reciente estudio establece que la derrota de Hillary Clinton se debió en gran parte a que los votantes de la clase trabajadora en las zonas más pobres y con más número de bajas en las guerras de Irak y Afganistán no apoyaron al Partido Demócrata, al que identificaron como el principal partido de la guerra y el militarismo

1.- El talento es independiente de la ideología; por eso el talentoso es más responsable que nadie de la  que elige. En 1915 el fracasado granjero, tendero, actor y dramaturgo  David Warck Griffith logra filmar una adaptación de la novela  The clansman del reverendo Thomás Dixon, que se presenta con el título de The birth of a Nation, el nacimiento de una Nación.  Varias cosas nacen con el desmesurado film. Es el primer largometraje: antes se creía que una película de más de una hora de duración le haría daño a los ojos. Es la primera superproducción: se reconstruyen reuniones políticas, cabalgatas, batallas. Es el primer uso sistemático del montaje en contrapunto entre acciones paralelas: la situación de peligro avanza, los rescatistas acuden a galope tendido; la damisela en apuros escapa: las tomas se alternan con las de su perseguidor. Es una de las primeras cintas abiertamente comprometida con una causa política. En este sentido, es un desastre.

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº38