Desde que asumiera el cargo, Venezuela ha sido la fijación de Almagro, con un alineamiento sin matices con la derecha que le ha llevado a asumir sus tesis sobre el supuesto autoritarismo del Gobierno de Nicolás Maduro, la existencia de presos políticos o el fraude electoral.

Los disociados de la derecha criolla hacen parilla y se frotan las manos añorando con vehemencia que en nuestra patria se repitan los sucesos conspirativos acontecidos recientemente en Brasil contra la Presidenta Dilma Rousseff. Y es que esta derecha apátrida y golpista ha ensayado durante 16 años ininterrumpidos, todo tipo de acciones y escaramuzas para interrumpir el hilo constitucional. En Brasil, los sucesos políticos están en pleno desarrollo, analicemos algunas variables:

Los primeros días de Michel Temer en Planalto dejaron mucha tela para cortar sobre lo que será su presidencia, ya sea interina o hasta 2018. En primer lugar, se observó un gabinete 100 % blanco, sin mujeres por primera vez desde la década de los 70 y sin la presencia de movimientos sociales. Esto es aún más revelador, cuando se viene de un Gobierno conducido por una mujer, con amplio apoyo del Movimiento Sin Tierra y otras organizaciones sociales y sindicales, como la CUT, y con funcionarios negros y mulatos en diversas dependencias estatales.

 

Van ríos de tinta sobre Brasil en estos últimos meses. No se habla ni de fútbol ni de juegos olímpicos. Todos hemos aprendido lo que significa la palabra impeachment. Está de moda para camuflar el actual golpe de estado. Un eufemismo más en esta época de tanta importancia de las palabras. Hemos asimilado incluso nombres de la política brasileña que nos eran desconocidos. ¡Que levante la mano quién sabía quién era Temer en las elecciones del 2014!. Andamos en cursos acelerados sobre leyes e instituciones en Brasil para enterarnos qué es lo que se viene a partir de ahora. Comenzamos a estar un poco confundidos con tantos casos de corrupción de unos y otros. Hemos llegado hasta a incursionar en las cuestiones de contabilidad pública para conocer mejor cuál ha sido la excusa para derrocar a Dilma. Los más ilustrados, inclusive, ahora utilizan con naturalidad el término de “pedaleo fiscal” cuando antes nunca lo habían escuchado.

El golpe parlamentario en Brasil ha pegado en el espinazo de la experiencia integradora que nació en Latinoamérica al conjuro de los movimientos llamados populistas. Si lo ha quebrado todavía está por verse.

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº93

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar