El conflicto entre Venezuela y los Estados Unidos comienza al decidir nuestra nación, de la mano de  Bolívar ser libre. El país del norte no reconoció nuestra independencia al Libertador desarrollar una doctrina política y espiritual que nos enfrentaba con aquella nación, de vocación contraria a la Bolivariana. Los del norte, pretendiendo hegemonizarse, investidos de la doctrina del Destino Manifiesto originan la conflictividad entre estas dos visiones: una impulsa la integración, la paz y el equilibrio, la otra aplasta, anexa,  impone y saquea.

La visión geopolítica de Bolívar: “Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo una sola nación con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo.”, se opone a la visión anexionista, totalitaria e intervencionista de Monroe: EEUU y su “destino manifiesto” debían reservarse el derecho de interferir en los asuntos de las otrora colonias latinoamericanas cuando sus intereses se vieran amenazados. Impulsada contra la “Santa Alianza”, hoy sirve de base a la llamada “Responsabilidad de proteger”.

Mientras la versión clásica del constitucionalismo estadounidense planteó la Teoría “Clear and Present Danger” (Peligro claro y presente) que consistió en darle la posibilidad a los EEUU de actuar no sólo contra un peligro determinado como “potencial”, sino contra una acción que pueda causar una catástrofe de no ser neutralizada, Chávez, entendiendo que este conflicto se encuentra irresoluto, impulsó la pluripolaridad al asumirla constitucionalmente como eje de su visión geopolítica contraria a la unipolaridad imperialista.

La geopolítica bolivariana-chavista enfrenta al Consenso de Washington y los planes imperialistas: programación sistemática de conflictos, guerra permanente e imposición del “Estado de Excepción Mundial”, declaratorias de Estados fallidos, Estados forajidos, Intervenciones Humanitarias y decretos donde se declaran a los Estados nación  “Amenazas Inusuales y Extraordinarias”. Venezuela traza una política exterior de paz, de alianzas con naciones amigas para defender la soberanía, la autodeterminación e independencia para la consecución de una arquitectura armónica y equilibrada.

Lo anterior da cuenta del porqué la acción continua y sostenida de bloqueo, sabotaje, persecución, ahogo y asfixia del gobierno de EEUU, como punta de lanza visible de la criptocracia mundial contra el país.

 

       

Fuente: Últimas Noticias

Frases

“La integración caribeña latinoamericana es la única manera de salvar a nuestros pueblos de la hegemonía imperialista”

Hugo Rafael Chávez Frías

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar

Correos del Sur Nº68

 

Descargar