El calendario electoral latinoamericano de 2018 incluía disputas importantes que podrían cambiar la fisonomía política del continente. El año empezaba en el marco de la contraofensiva conservadora, con esa tendencia siendo confirmada o cuestionada según los resultados electorales, por lo que representaría de continuidad o de cambio de gobiernos en países muy importantes del continente.

Estaban previstas elecciones en algunos de los países más importantes de la región, como México, Brasil, Colombia, Venezuela, además de Costa Rica y Paraguay. A mitad del año, casi todas las elecciones ya se han llevado a cabo, siendo posible analizar las tendencias predominantes.

En las elecciones en los países de más peso, triunfó la izquierda en México y en Venezuela, mientras que la derecha ganó en Colombia. En los otros dos países, Paraguay y Costa Rica, triunfó la derecha.

Particularmente la victoria en México, pero también en Venezuela, equilibran relativamente la situación.

Los ojos se vuelven ahora hacia las elecciones brasileñas, cuyos resultados van a desequilibrar las transformaciones de este año para el continente. Si la derecha brasileña, mediante algún nuevo ardid, logra mantenerse en el gobierno, con un representante directo o con alguna otra versión que indirectamente dé continuidad al modelo neoliberal, las transformaciones electorales de este año tendrían un carácter de continuidad de viraje a la derecha en el continente.

Si, al contrario, por medio de la elección de Lula o de alguien de PT que él indique, en caso de que sea impedido de presentarse a las elecciones, la izquierda vuelve a triunfar, el desempate se hará a favor de la izquierda este año. Con las victorias en México y en Brasil, se habrá impuesto un fuerte freno a la contraofensiva de la derecha y, asimismo, mediante la alianza entre esos gobiernos, se dará un nuevo impuso al proceso de integración latinoamericano, además de reafirmar políticas antineoliberales, de forma más moderada en México, de forma más acentuada en Brasil.

El desempate se dará entonces de aquí a menos de tres meses, si hay un resultado en primera vuelta, el 7 de octubre, o en tres semanas a partir de esa fecha, si se produce en segunda vuelta. América Latina saldrá con una nueva fisonomía, con un nuevo ciclo antineoliberal y de integración regional.

 

          

Fuente: El Telégrafo

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº77

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar