El conflicto entre Venezuela y los Estados Unidos comienza al decidir nuestra nación, de la mano de  Bolívar ser libre. El país del norte no reconoció nuestra independencia al Libertador desarrollar una doctrina política y espiritual que nos enfrentaba con aquella nación, de vocación contraria a la Bolivariana. Los del norte, pretendiendo hegemonizarse, investidos de la doctrina del Destino Manifiesto originan la conflictividad entre estas dos visiones: una impulsa la integración, la paz y el equilibrio, la otra aplasta, anexa,  impone y saquea.

Atilio Boron, en su obra «Aristóteles en Macondo: notas sobre el fetichismo democrático en América latina», señala que «la cuestión que se plantea con más y más frecuencia en Latinoamérica es: ¿hasta qué punto es posible hablar de soberanía popular -esencial para una democracia- sin soberanía nacional? ¿Soberanía popular para qué? ¿Puede un pueblo sometido al dominio imperialista llegar a tener ciudadanos autónomos que decidan sobre su propio destino?».

Sólo una rectificación total de las autoridades peruanas sobre el tema, otorgando las debidas garantías, haya sido auspiciada o no por las gestiones diplomáticas y políticas que se comprometiese a realizar el ALBA-TCP (14), en la misma oportunidad que rechazó tajantemente la medida de exclusión en nuestra contra, debiera hacer posible la asistencia de nuestro presidente a la VIII Cumbre. ¡A nosotros debe bastarnos con el apoyo de los pueblos y de nuestros gobiernos amigos!

El avión de jet blue se preparaba para aterrizar. La voz de la azafata anunciaba el destino final del vuelo: La Habana. Aplausos y gritos de alegría en inglés y español anunciaban las tan ansiadas vacaciones para unos y la posibilidad de llegar a la tierra de Fidel y el Che, para otros.

La pasada reunión del viernes 4 de enero de 2019 del llamado Grupo de Lima, en la cancillería peruana,  tuvo como eje central incrementar y desarrollar un escenario favorable para “restaurar la democracia y la prosperidad” en Venezuela. Sin embargo, en dicho cónclave recibió una tremenda y dignamente sustentada postura discrepante del gobierno mexicano encabezado ahora por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Fue sin duda un golpe con guante blanco que hizo palidecer a los representantes de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía. 

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº101

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  2. Julio 2019.

 

Descargar