Bolivia ha cambiado radicalmente en diez años: cuenta con un modelo económico con capacidad de generar excedentes y redistribuirlos en beneficio de la sociedad a través de distintos mecanismos; en los últimos tres años (2013-2015) ha alcanzado el primer lugar en crecimiento económico en la región sudamericana y el segundo en América Latina; de un poco más de diez millones de habitantes cerca de dos millones de personas han salido de la extrema pobreza, y un millón han pasado a su condición de “clase media” [1]; registra una ampliación de la democracia en la que le gente ya no sólo vota sino que también elige (antes al presidente no designaba el Congreso), participa y decide; y, finalmente, existe un proceso inocultable de ampliación de derechos ciudadanos y comunitarios.

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y análisis de Andrés Soliz Rada, en sus distintos libros y ensayos, siguiendo la tradición de Montenegro, Almaráz, Zavaleta y Quiroga Santa Cruz, junto a su compromiso político y existencial, representan un material de investigación que permite recuperar la tradición de la Izquierda Nacional, el Socialismo Latinoamericano y el Pensamiento emancipador que han podido influir en los procesos políticos e históricos contemporáneos, en el desarrollo de la conciencia patriótica y en la Nacionalización de los Hidrocarburos.

Malos tiempos corren para el panamericanismo, la estrategia de Estados Unidos  para dominar América Latina y el Caribe mediante organizaciones subsidiadas como la Unión Panamericana desde 1899 y la OEA desde 1948.

Llegó a su fin la 46 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, que durante tres días reunió a cancilleres y embajadores de todos los países de América Latina y el Caribe junto a EEUU y Canadá. Este artículo propone cinco puntos para comprender lo que dejó la cumbre, y las posibles repercusiones que la misma tenga en los próximos meses: 

I.- Los recientes resultados anunciados por el Consejo Nacional Electoral respecto a la revisión de las firmas presentadas por la mal llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para activar el referéndum revocatorio contra el Presidente Nicolás Maduro, confirman lo que ya se había venido alertando: la existencia de firmas fraudulentas, más de 600 mil. Los señores de la MUD, después de manejar al menos 3 versiones del número de firmas recogidas, entregaron un millón 957 mil 779 registros, de los cuales 605 mil 727 (casi el 31 %) presentaron irregularidades; entre las más vergonzosas, más de 10 mil firmas de fallecidos, 9 mil 333 números de cédula inexistentes, más de 3.000 cédulas de ciudadanos menores de edad y 1.335 firmas de privados de libertad.

Frases

"Creo en los poderes creadores del pueblo"
          Aquiles Nazoa

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº99

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar