Extrañamos a nuestro querido comandante Hugo Chávez Frías con quien nos quedó la deuda de aquel abrazo infinito. Anhelamos poder llevarle al lugar donde sembró sus semillas, en el Cuartel de la Montaña, el amor y admiración de todos los cubanos.

Cuba está realizando una aportación mayor de personal sanitario al combate del ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry –los tres países invadidos por la epidemia- que ningún otro estado en el mundo.

I

Un excelente pelotero cubano abandona su equipo ganador en plena temporada beisbolera y se escabulle hacia un país desconocido. Su razón: vender como agente libre su fuerza de trabajo deportiva a las Grandes Ligas. Por las recientes cifras pagadas a otros coterráneos y ex compañeros del equipo nacional –que “escaparon” antes, como él–, podría aspirar con justificada razón a embolsarse una cifra superior a los cuarenta millones de dólares. El pelotero no puede acceder a un contrato similar desde su país, porque el gobierno estadounidense prohíbe que sea contratado si antes no escenifica el show mediático de una “fuga”, y politiza su decisión. Prohíbe incluso que las federaciones latinoamericanas, subordinadas a las Grandes Ligas, lo contraten, si antes no deserta.

El Instituto Venezolano de Solidaridad y Amistad con los Pueblos (Fivsap), junto a más de 50 organizaciones sociales de solidaridad, residentes en Venezuela, realizamos el sábado pasado, el "I Encuentro de las Organizaciones de Solidaridad y Amistad." En él logramos echar a andar el Fivsap, bajo la concepción central de participación protagónica de los entes y las organizaciones de la solidaridad, que ha guiado la creación del instituto y el ejercicio militante de la solidaridad internacional, conforme a lo acordado en el reciente Congreso del PSUV, bajo el legado y la orientación del Comandante Hugo Chávez y a propuesta del camarada presidente Nicolás Maduro.

El encuentro, instalado en el Salón Simón Bolívar, de la Universidad Bolivariana en Caracas, bajo la dirección de la Junta Directiva que presido, junto a la compañera vicepresidenta María León y el vicepresidente Jacobo Torres, logró a plenitud el propósito explícito de hacer del instituto una estructura propia de los diversos movimientos internacionalistas, como ente orgánico necesario para ejercer, con autonomía, las labores urgentes de la solidaridad internacional en el país, y en los países del exterior para la solidaridad con Venezuela, con nuestra revolución asediada, y de nuestra revolución, en camino al socialismo, para con los otros pueblos del mundo en sus luchas antimperialistas, de resistencia y libertarias.

Nos tocó en la instalación del evento, resaltar la tradición internacionalista del pueblo bolivariano, las líneas generales de la política internacional de la Revolución Bolivariana, enmarcadas en los Cinco Objetivos Históricos del Plan de la Patria, objetivos que además de expresar la orientación revolucionaria del Estado nacional venezolano, son también el programa de lucha y acción política de los revolucionarios en el país, y en el exterior de los movimientos solidarios con Venezuela, independientemente de la necesaria autonomía de las organizaciones y/o movimientos sociales. También resaltamos el carácter de urgencia de nuestra articulación en el trabajo de la solidaridad internacional, y la pertinencia de esta iniciativa del presidente Maduro, ante la ofensiva imperialista, del sionismo y de las fuerzas fascistas articuladas en el mundo, con la pretensión de perpetrar la explotación y expoliación de nuestra patria y pueblos, así como los riesgos que implican para la extinción de nuestra de la especie humana y del planeta.

Más de 170 personas, de organizaciones e individualidades, agrupadas en 18 mesas de trabajo, abordaron durante todo el día, la extensa temática de la solidaridad internacionalista, respondiendo a las siguientes "preguntas generadoras" para el debate: 1.- Impulsar un bloque socialista del ALBA. La interrogante que nos planteamos es: ¿Cómo debemos hacerlo?; 2.- ¿Cómo hacer para lograr estos objetivos si es correcta nuestra propuesta de abordaje?; 3.- ¿Cómo vemos este proceso de articulación de las redes de solidaridad y relaciones internacionales que desde cada movimiento puedan impulsar la construcción y consolidación del Fivsap?; 4.- ¿Es viable crear escenarios desde los movimientos sociales para la construcción de los bloques de integración?, y 5.- ¿Cómo aportamos desde nuestras tareas e intereses a la red de solidaridad y amistad con los Pueblos?

Productivas deliberaciones dieron, a través de las relatorías por mesas, un amplio programa de acción y metodologías de trabajo que permitirán hacer del esfuerzo colectivo un poderoso Movimiento Mundial Bolivariano de Solidaridad. Toca ahora la publicación del programa y las acciones, recomendadas y acordadas como conclusiones de todos, para acometer los retos de la solidaridad internacional planteados.

El autor es: Miembro de la Dirección Nacional del PSUV

Comisionado Presidencial para la Transformación Policial

Presidente del Instituto Venezolano de Amistad y Solidaridad con los Pueblos

Fuente: Aporrea

Mientras buena parte del planeta se aterra con la epidemia de ébola, y se limita a intentar que el virus no cruce sus fronteras, varios países latinoamericanos, encabezados por Cuba y Venezuela, han decidido salirle al paso.

A la convocatoria de Venezuela, las naciones que componen la Alianza Bolivariana de los pueblos de América-Tratado de Comercio de los pueblos (ALBA-TCP), se reunieron en La Habana en una Cumbre extraordinaria para acordar un plan de acción conjunto que les permita combatir y protegerse del ébola.

La Cumbre aprobó un documento de 23 puntos que se centra en la coordinación de esfuerzos en la prevención y enfrentamiento al virus, y que constata su preocupación porque “los recursos internacionales requeridos para acometer acciones rápidas y eficaces para enfrentar la epidemia del ébola continúan siendo insuficientes.”

Lo cierto es que poco se ha hecho aún a nivel internacional para cortar de raíz la propagación de la enfermedad. Mientras países ricos se han limitado a ofrecer dinero o tropas, a la vanguardia de esos esfuerzos ha estado Cuba, que a pesar de su tamaño y su crisis económica, ha enviado 256 profesionales de la salud a los territorios afectados, luego de pasar cursos intensivos de preparación en bioseguridad y manejo de uniformes especiales, entre otras disciplinas. 165 de estos médicos ya están en Sierra Leona, mientras otros 53 parten hacia Liberia y 38 a Guinea Conakry.
Nada sorprendente para los cubanos, que tienen un largo historial de solidaridad en el campo sanitario. Ya en 1960, Cuba envió médicos a Chile tras un devastador terremoto, y ha continuado haciéndolo desde entonces.

En el caso de África, la primera vez que Cuba tendió su mano fue en Argelia en el año 1963. Después, 76.744 colaboradores de la salud han tomado parte en misiones en 39 países africanos, entre los que destacan Angola, Etiopía y Guinea Bissau. Actualmente hay un total de 4.048 colaboradores en 32 naciones de ese continente, de ellos 2.269 son médicos. En el mundo entero, prestan servicio unos 50.000 trabajadores de la salud cubanos. Sólo desde hace unos años, buena parte de esta colaboración se enmarca en contratos intergubernamentales que benefician  económicamente tanto al Estado cubano como a los trabajadores sanitarios.

Pero en cuestiones de solidaridad, Cuba ha puesto a un lado hasta el diferendo político con los Estados Unidos. En el 2005, la nación caribeña ofreció enviar personal médico al poderoso vecino después del huracán Katrina, aunque dicha ayuda no fue aceptada.

Esta vez, algo parece estar cambiando, pues en un gesto sin precedentes, hasta la gran prensa estadounidense se ha quitado el sombrero ante la actitud cubana. Diarios influyentes como The Washington Post y The New York Times, han reconocido el papel de Cuba en la batalla global contra el ébola y han instado al gobierno de Obama a cooperar con los cubanos en este sentido. Hasta el propio secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se refirió explícitamente al aporte cubano. "Ya hemos visto naciones pequeñas y grandes que aceleran de manera impresionante su contribución en la línea del frente", dijo.

Al otro lado del Estrecho de la Florida, Fidel Castro ofreció ayuda a Estados Unidos para combatir el ébola y evitar que la enfermedad se propague por el mundo. “Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años sino, en cualquier caso, por la Paz para el Mundo, un objetivo que puede y debe intentarse”, afirmó el líder histórico cubano en el diario Granma.

Así las cosas, tal vez algo tan terrible como el ébola deje un pequeño saldo positivo en las relaciones bilaterales Cuba-USA y en la cooperación internacional.

El presidente de Cuba, Raúl Castro, instó durante la Cumbre a evitar la politización de la emergencia causada por el ébola, para concentrarse en la lucha contra ese flagelo, que podría convertirse en "una de las pandemias más graves de la historia de la Humanidad" si no se coordinan los esfuerzos internacionales para combatirlo. Los países del ALBA han dado ya un gran paso en este sentido y convocan al resto de las naciones a seguirlos. Ahora el mundo tiene la palabra.

Natasha Vázquez, periodista y realizadora audiovisual cubana. Graduada del Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú (MGIMO). Ha trabajado para medios de prensa de Cuba, España y otros países. Autora de varios documentales, todos multipremiados. Su trabajo ha recibido decenas de reconocimientos, entre ellos, el Premio Internacional de Periodismo “Rey de España”.

Fuente: Ria Novosti

Frases


"Nunca pensé que poner un plato de comida en la mesa de un pobre generaría tanto odio de una élite que se harta de tirar comida a la basura todos los dias"

Lula Da Silva

Correos del Sur Nº46