Así como Venezuela Bolivariana ha sido y es un laboratorio en el que se enhebran todo tipo de agresiones para tratar de acabar con un gobierno de hondas raíces populares, lo que se está viendo estos días en Brasil no le va a la zaga. El matrimonio entre O‘Globo, el mayor holding mediático del país, con el Poder Judicial supera todo lo visto en un continente donde no faltan motivos para definir que cada vez se avanza más hacia formas totalitarias de gobierno y de gestión.

Nos apuntan con el arma cargada. No es una metáfora. Lo hacen quienes mandan y quienes siguen órdenes. Los primeros son los Estados Unidos. Luego Colombia, seguida por el Grupo de Lima, es decir, los gobiernos de derecha de América Latina. Y, al final de la cadena, la oposición venezolana. En ese orden. 

Antes de nada, queremos expresar nuestra solidaridad con todas las presas, exiliadas y deportadas políticas vascas.

Que todos seamos Venezuela no es una “coincidencia” ni es un desplante de voluntarismo coyuntural, es nada menos que la consecuencia lógica de entender el tamaño de los adeudos que, de manera desigual y combinada, todos tenemos con la Patria de Bolívar y de Hugo Chávez.

Hay una guerra abierta contra el pueblo venezolano y nos concierne directamente. El silencio o la pasividad son cómplices necesarios del crimen.

Frases

Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad
          Simón Bolívar  

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº94

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar