El teólogo y escritor brasileño Leonardo Boff aseguró que desde el triunfo del ultraderechsita Jair Bolsonaro en Brasil aumentó de manera sideral la persecución política. “Basta con que se sepa que uno ha votado al PT (Partido de los Trabajadores) para que lo golpeen, entonces estamos en una especie de guerra civil no declarada”, opinó en declaraciones a la AM 750.

Boff también remarcó que muchos intelectuales y científicos “están emigrando del país” por miedo. “Muchos son amenazados con secuestros y muerte antes de que Bolsonaro asuma el poder el 1 de enero. Él ha creado una atmósfera, un clima de violencia y de odio", remarcó.

"Hay una articulación entre la extrema derecha y el extremo fundamentalismo evangélico, que son muy fuertes porque tienen el segundo canal de televisión", dijo Boff y aseguró: "Él ganó con mentiras, con millones y millones de fake news, de noticias falsas que varios empresarios han pagado. El 98 (de la población) por ciento ha creído y cree en estas noticias falsas", dijo.

Para el escritor, el clima de violencia de Brasil es “sólo el comienzo”. “Después vendrá un golpe dentro del golpe. Varios ministros son generales muy violentos y hay una diferencia que apuntar, Argentina ha juzgado a sus torturadores. Aquí se ha hecho un pacto de perdón y están todos en el ejército los torturadores. Ahora salen, están en activo comandando grupos de represión", agregó Boff.

El teólogo también explicó cómo funcionó la influencia de los pastores evangelistas en el resultado de las elecciones. "Hay que distinguir a los evangélicos históricos como que están en la línea de liberación de derechos humanos. Hay otra línea de influencia norteamericana especialmente que son los neopentecostales, casi todos ellos son verdaderos lobos. Tienen canales de televisión, que arrebañan millares y millares de personas todos los días”, sumó el escritor.

Boff también recordó que el presidente electo declaró como terroristas a los Movimientos Sin Tierra y Sin Techo. "Muchos juristas de Brasil dicen que es anticonstitucional convocar a un juez para ser ministro de Justicia, un juez que ha detenido a muchas personas y por eso no tiene legitimidad de ser ministro”, dijo por último.

 

          

Fuente: Página12