Historiador. Licenciado en Filosofía. Profesor en la UCV. Analista. Conferencista. Fue moderador del programa "De primera mano", por Radio Nacional de Venezuela. Escritor de novelas policiales. Entre sus ibros están: El monstruo y sus entrañas. Estados Unidos enemigos de la paz mundial.

Usted que ha demostrado conocer bien a Estados Unidos, como lo ha hecho en su libro El Monstruo y sus entrañas, ¿cree que están dadas las condiciones como para que nos invadan?

-Los Estados Unidos son un país imperialista cuyo gobierno criminal, invasor y saqueador de pueblos no para de agredir y de amenazar a todo gobierno que le estorbe o que no se somete a su dominio. Invadir paises pequeños es una tradición estadounidense como el pastel de cerezas o el Día de Acción de Gracias. Hoy hay en ese país una explosiva combinacion de dos cosas. Por un lado se trata de unos Estados Unidos que están entrando en lenta decadencia, y que han perdido peso internacional y prestigio por sus crimenes, lo que dificulta un poco que se atrevan a invadir a una Venezuela que pese a haber perdido apoyo internacional sigue contando con respaldo popular fuera del pais, aunque pueden invadir por vía indirecta y el gobierno colombiano espera por la orden. Y por el otro, que esos mismos Estados Unidos están hoy dirigidos por una descarada banda de criminales, ladrones y asesinos convictos y confesos en la que Trump parece ser el más moderado si se lo compara con esas crápulas que son los otros cuatro membros del gang: Pence, Pompeo, Bolton y Abrams. De modo que la amenaza es cierta y no hay qye subestimarla.

¿Hacia dónde va el proceso bolivariano?

– Pregunta difícil. Creo que habría que preguntarle al gobierno o al propio Presidente Maduro. Por ahora lo que está claro es que hay que resistir al ataque estadounidense y denunciarlo. Pero más tarde o más temprano el gobierno debe tratar de recuperar espacios perdidos, reconocer errores cometidos y no seguir aplicando políticas que no han dado resultados. Hay más descontento que el que se admite y el tiempo de abrir espacios de discusión y de hacer cosas que ayuden a superar la crisis no es infinito.

Ante los ataques del grupo de Lima, la Unión Europea, el gobierno de Trump, ¿qué hacer? ¿Qué hacer?

-Lo que hasta ahora ha hecho el gobierno: denunciar a esa banda de gobiernos corrompidos y serviles del imperio estadounidense. Los gobiernos de la Unión Europea dan vergüenza por su servilismo, su falta de dignidad y su condición de repúblicas bananeras sin bananos, como los he llemado otras veces. Pero creo que se deberia abrir camino a un diálogo serio. Sólo que lo veo difícil. El gobierno no cede en nada, el payaso autoproclamado que se cree dueño del circo tampoco, y ni siquiera el gobierno puede decir que no negocia con el psyaso sino con el dueño del circo porque es justamente éste el más intransigente. Pero esta situcion no puede mantenerse en forma indefinida y en un clima tan tenso como el que estamos viviendo bastaría un sorpresivo choque violento y unos muertos para que resulte demasiado tarde para seguir o esperando lograr acuerdos que impidsn una invasión o una guerra civil.

Hay gente que extraña mucho sus opiniones en la radio, ¿cuándo vuelve a la radio?

Es cierto, todavía encuentro gentes amigas que me lo preguntan y me dicen que lo lamentan. Yo he contado muchas veces lo que pasó y te lo he contado a ti, Roberto. Mis programas semanales en la Radio Nacional tenían una gran audiencia y se mantuvieron con esa audiencia por poco más de diez años. El programa de los miércoles era cultural, el de los lunes, politico. Se defendia este proceso pero también se hacían críticas constructivas y se llamana la atención sobre problemas. Un día, en 2013, se me hizo saber que se quería modificar el formato y el tiempo de mis programas y pasarlos de las siete de la mañana para las diez de la noche. Era una decision tomada desde arriba, aunque no sabría decir a qué nivel ni me interesa ya saberlo. No acepté esa decisión, que me pareció un atropello y renuncié. Me preguntas que cuando vuelvo a la radio, pero creo que está claro que no voy a volver. En RNV no hay nadie que me esté esperando, y por mi parte no tengo el menor interés en volver.

¿Para qué escribir novelas policiales?

Me extraña la pregunta porque igual que yo, tú eres un gran lector de novelas policiales. En realidad, policiales o no, si uno escribe una novela es porque tiene algunas ideas que compartir y porque quiere que se lea lo que ha escrito. La novela policial tiene siempre un peculiar interés porque toca temas sensibles como son el crimen, el criminal, la conducta de la policia, la investigación, las desigualdades sociales que a menudo salen implicadas y los problemas de la justicia. Mi novela Los tres cadáveres tatuados es policial, sin duda, pero es más una novela social que policial. Estaba preparando otra de igual corte pero la he dejado inconclusa porque con tantos problemas, dificultades y tareas pendientes no he podido terminarla, además de que con la crisis y los costos de edición publicar lo escrito se ha hecho imposible.

 

         

Fuente: Aporrea

Frases

"Escuchad mi última voz... Os pido... Os ruego, que permanezcan unidos para que no seáis los asesinos de la patria y vuestros propios verdugos..."
          Simón Bolívar

ATLAS HISTÓRICO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

 

Correos del Sur Nº96

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación  Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar