El mandatario hizo varias revelaciones. Dijo que protestó porque el TSE estaba cerca de autorizar en la ley de partidos que sectores sociales accedan a candidaturas. Confirmó que el presidente de Chile ofreció un corredor sin soberanía y que hubo una negociación secreta con Michelle Bachelet.

La última guerrilla de América Latina, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia, sigue en Cuba esperando a que el nuevo gobierno colombiano reanude la Mesa de Diálogos con este grupo. Allí, en La Habana, Víctor De Currea-Lugo dialogó de manera exclusiva con Pablo Beltrán, miembro del Comando Central y jefe de la Delegación de Diálogos del ELN. De Currea-Lugo es periodista colombiano, profesor universitario, analista de conflictos armados y autor del libro “Historia de guerra para tiempos de paz” fruto de extensos diálogos con los principales comandantes del ELN.

La corresponsal de teleSUR, Madelein García, en entrevista especial, explicó que es real que existe un fenómeno migratorio en Venezuela, cuyas causas son diversas, principalmente el tema económico, lo que los convierte en migrantes económicos que salen del país para buscar mejores condiciones. Sin embargo, hay muchas organizaciones no gubernamentales que se están beneficiando de esta situación, instaurando toda una estructura comercial al rededor de este fenómeno y también aprovechándolo para alimentar matrices mediáticas y fines políticos contra Venezuela.

Con el debilitamiento de la integración por decisiones de gobiernos derechistas, América Latina retrocede a las épocas del llamado interamericanismo bajo dominación del imperio, advirtió el consultor peruano Alberto Adrianzén.

Después de un largo camino desde el centro de Curitiba para visitar a Lula, Adolfo Pérez Esquivel llegó a la puerta de la Superintendencia de la Policía Federal. “A las afueras estaba el campamento en apoyo a Lula, soportando la lluvia. Cuando entramos a la cárcel tuvimos que presentar el documento y seguidamente nos requisaron. Nos pasaron por el escáner para ver si portábamos algo y nos sacaron el celular”, recordó el premio Nobel de la Paz, una de las pocas personas autorizadas para visitar al ex presidente brasileño, además de su familia y sus abogados. Llegó al lugar de detención junto al ex canciller brasileño Celso Amorim. Escoltados por policías subieron en ascensor hasta el tercer piso, cruzaron un pasillo,  dieron con una puerta vigilada por dos guardias, uno a cada lado, y entraron. “Lula me estaba esperando, él había pedido que yo lo visitara. Está en una habitación angosta. Tiene su cama contra una pared, una cinta para correr, un televisor, algunos libros, una mesita, un bañito y nada más. También hay una ventana pero no vi nada por ahí. Ese día Lula estaba contento porque más temprano había recibido a sus familiares. Ellos le llevan frutas, libros y ropa. Lula tiene días estipulados para las visitas. A veces van amigos y otros días grupos religiosos, pero él no puede salir de la celda.” El ex mandatario está preso desde el siete de abril por orden del juez Sérgio Moro, quien lo condenó por supuesta adquisición fraudulenta de un departamento, cuestión que Lula niega y de la que no existe evidencia documental.

Frases

"Cuando un pueblo despierta, se llena de coraje y decide ser libre, jamás podrá ser derrocado"

Hugo Chávez Frias

Correos del Sur Nº80

 

Descargar

 

 Cuadernos para la Emancipación

Número Especial  1. Junio 2018.

 

Descargar